Durante la mañana de este jueves, un grupo de manifestantes ocupó la caletera de Américo Vespucio, a la altura de Las Torres, para evidenciar su rechazo contra quienes se han declarado en contra de la construcción de viviendas sociales en el sector.

Los vecinos de Peñalolén pidieron a la comunidad que ponga fin a la discriminación que existe hacia este tipo de viviendas, ya que vienen a mejorar la calidad de vida de numerosas familias. La protesta ocurre en medio de la polémica que ha despertado el nuevo proyecto de integración de Las Condes en el sector de la Rotonda Atenas, donde vecinos también se han manifestado en contra de la iniciativa.

Distintos comités para la vivienda y de allegados se sumaron a la manifestación, colgados de uno de los pasos peatonales próximos a la estación de Metro Las Torres. Esto, luego de que la Corte Suprema acogiera la demanda de los vecinos de la Comunidad Ecológica, que impide la construcción de viviendas sociales en el sector de Peñalolén Alto, pese a que la comuna cambió su plan regulador en 2016.

A juicio de los manifestantes, el pronunciamiento judicial “marca un precedente nefasto para las familias vulnerables de nuestra comuna. Se privilegia a personas con altos ingresos con construcciones que superan los 3000 UF por todo el cordón cordillerano de la ciudad de Santiago”. Además, llamaron a los parlamentarios a trabajar en leyes “que permitan la inclusión de distintos estratos sociales el derecho de la igualdad ante la ley, asegurado en la Constitución Política y que la vivienda sea un derecho y no un bien raíz sometido al mercado inhumano que tenemos como sistema”.

Hasta el lugar llegó personal de Fuerzas Especiales de Carabineros, quienes reprimieron la concentración. Siete personas resultaron detenidas y la dirigenta Roxana Miranda señaló en su cuenta de Twitter que “si los pobladores hubiesen usado abrigos de piel para protestar, les aseguro que ninguno se va preso”, en referencia a la manifestación de los vecinos de Las Condes.