“He decidido suspender las fechas de shows juntos, porque para mi el escenario es un lugar donde se avala al otro, donde se es cómplices”. Así de clara fue Bernardita Ruffinelli en su cuenta de Instagram tras conocer el reportaje en el que se relata un episodio de Ramón Llao en que golpeo brutalmente a Claudia Moreoa, con quien fue pareja.

A través de su cuenta personal en la red social, la comediante indicó que “dadas estas circunstancias, prefiero abstenerme de compartir escenario” con el actor.

Junto con compartir que Llao la llamó durante la mañana del jueves recién pasado para contarle de la información que en exclusiva iba a aparecer en El Desconcierto, Ruffinelli señaló que esto le pareció “tremendo, doloroso y oscuro; creo profundamente que las drogas y el alcohol no te nublan la consciencia del bien y el mal”.

“Alguien que es capaz de patear a una mujer debe hacerse revisar porque no es normal ahora ni nunca”, senteció.

Además, comentó que los episodios de vilencia que sufren las denunciantes “marcan para siempre a las víctimas y no sabemos si algún día tendrá remedio en el corazón de Claudia”.

Pese a esto, también se refirió en detalle a la conducta de Ramón Llao, sobre lo que señaló que “al ser una episodio único, a diferencia de otros casos que hemos visto explotar estos días, donde los abusos han sido reiterados, sistemáticos e institucionalizados; me da la impresión que no es así este caso”.

“Espero que toda mujer que tenga la necesidad de contar y/o denunciar, lo haga sin miedo y sepa que le creemos, si quiere hacerlo público o mantenerlo en privado es su decisión, y eso también debemos respetarlo”, finalizó con un llamado a alzar la voz.

Acá la reflexión de Bernardita Ruffinelli tras denuncia contra Ramón Llao:

Esta mañana, recibí la llamada de Ramón Llao para contarme acerca de un episodio de violencia que vivió hace unos 20 años con una ex pareja y que saldría a la luz pública en un artículo de un medio online; me llamó porque somos compañeros de trabajo, hacemos shows juntos y claro que nos tenemos aprecio. El artículo aun no estaba disponible; leí su declaración pública en Instagram y le hablé de vuelta, le dije que me parece que para formarme una opinión necesito más antecedentes, y que para mi es imperativo conocer la versión de su ex pareja para completar las piezas del puzzle, y que mientras eso pasa, yo he decidido suspender las fechas de shows juntos, porque para mi el escenario es un un lugar donde se avala al otro, donde se es cómplices; y dadas estas circunstancias, prefiero abstenerme de compartir escenario. Hace un rato he podido leer el testimonio de Claudia, su ex pareja; y me ha parecido tremendo, doloroso y oscuro; creo profundamente que las drogas y el alcohol no te nublan la consciencia del bien y el mal; y que alguien que es capaz de patear a una mujer debe hacerse revisar porque no es normal ahora ni nunca. También creo que este tipo de episodios marcan para siempre a las víctimas y no sabemos si algun día tendrá remedio en el corazón de Claudia. Así, al ser una episodio único, a diferencia de otros casos que hemos visto explotar estos días, donde los abusos han sido reiterados, sistemáticos e institucionalizados; me da la impresión que no es así este caso. Leo arrepentimiento en las palabras de Ramón, leo ganas de no hacerse el weón y de reconocer su cagada y eso me da esperanza. He leído el testimonio también de pololas más nuevas y con quienes ha tenido relaciones largas; y que dan fe de sus relaciones sanas y de cómo ha habido un cambio en su vida después del mentado hecho. No tengo una conclusión final; solo pena porque tengo la certeza que no debe ser el único entre quienes me rodean, a quienes valoro o quiero. Espero que toda mujer que tenga la necesidad de contar y/o denunciar, lo haga sin miedo y sepa que le creemos, si quiere hacerlo público o mantenerlo en privado es su decisión, y eso también debemos respetarlo.

A post shared by RUFFINELLI (@bruffinelli) on