El músico argentino Cristián Gabriel “Pity” Álvarez, fundador de bandas como Intoxicados y Viejas Locas, se entregó a la justicia tras permanecer prófugo, apuntado como responsable del asesinato de un hombre en Villa Lugano.

Un sujeto identificado como Cristián Díaz (36) y un testigo estaban sentados en un banco de las torre de monoblocks del barrio Samoré. Ambos tomaban fernet con bebida cuando vieron salir de uno de los edificios al músico.

El testigo declaró a fuentes judiciales que “mi amigo lo saluda a Pity y se levanta del banco para ir a su encuentro. Poco después comienza una discusión que termina cuando Álvarez le dispara a Cristian”.

El amigo de la víctima aseguró que no pudo saber por qué se inició la discusión entre ambos, ya que él estaba a cinco metros de distancia. Sin embargo, contó que entendió que su amigo invitó a pelear al músico e intentó darle un cabezazo.

“Fue en ese momento en que Pity sacó un arma y le disparó en la cara. Cuando Cristian estaba herido en el piso le disparó entre tres y cuatro tiros más”, relató el hombre, quien añadió que luego de disparar, “Pity” Álvarez lanzó el arma a una alcantarilla y se subió a un auto junto a su acompañante.

En tanto, los policías confirmaron que el hombre asesinado no portaba ningún tipo de arma al momento de la discusión con Álvarez. Los peritos señalaron que el músico le dio tres disparos en el rostro y uno en el pecho. Además, el ex cantante de las Viejas Locas no tenía permiso para portar un arma y ésta no se encontraba registrada.

Durante la madrugada de este viernes, Álvarez se entregó a la justicia argentina en compañía de su abogado: “Lo maté porque era él o yo. En mi barrio es así”, declaró a la prensa. 

Tras asesinar a Díaz, el músico condujo hasta un bar, aunque no de “forma errática”, lo que prueba que tenía sus facultades para llegar por sus propios medios. No es la primera que protagoniza un incidente con armas de fuego: hace ocho años fue procesado por amenazar a la mamá de una fan y haber herido a su mánager. Además, en 2012, fue detenido mientras caminaba por Villa Lugano con un armamento de guerra en la cintura.