Dos sindicatos que agrupan a casi el 100% de los profesionales universitarios de la Clínica Dávila se encuentran negociando un nuevo contrato colectivo con la empresa.

Sin embargo, tras 16 días de huelga aún no pueden llegar  a un acuerdo con el recinto médico. El principal conflicto que los tiene entrapados y sin un acuerdo, es que las ofertas que ha realizado la empresa han estado por debajo del contrato colectivo anterior, negándoles todos los puntos del petitorio.

Además de esto, durante el proceso los trabajadores han tenido que enfrentar prácticas antisindicales por parte de la Clínica. Los sindicatos denunciaron el 21 de junio ante la Dirección del Trabajo que no se les canceló la cuota sindical de los socios y no afiliados al sindicato.

Junto con esto critican a la empresa por los reemplazos que han realizado durante la huelga con personal interno y trabajadores externos, tomando en cuenta que el sindicato está aportando con el equipo de emergencia comprometiod para atender a los pacientes.

Según consigna Sindical.cl, durante el 2017 la empresa pidió la calificación de servicios mínimos a la Dirección del Trabajo (DT), lo que dio por resultado, tras un largo proceso, que el equipo de emergencia durante una posible huelga correspondería a 16 profesionales del área ambulatoria, y 94 para los hospitalizados.

“La Clínica al principio pidió casi que todos fuéramos parte de los servicios mínimos, pero luego de nuestros argumentos en contra de esa solicitud, la DT falló a nuestro favor y se consideró una cantidad prudente de trabajadores. Nosotros entendemos que trabajamos con vida, entonces, lo que presentamos también estaba desde el punto de vista de cumplir con esa responsabilidad. La empresa apeló a ese resultado, pero la DT lo ratificó. Ahora, nosotros cumplimos con proporcionar el equipo de emergencia con el que nos comprometimos, pero aun así la Clínica está incorporando nuevos trabajadores, muchos sin experiencia”, afirmó el presidente del Sindicato N°2 de Trabajadores de Empresa Servicios Integrados de Salud Limitada, Marcos Juanillo.

Para los sindicatos esto pone en riesgo la vida de los pacientes.“Tenemos, por ejemplo, el área de oncológicos adultos, que son pacientes GES, donde no tenemos servicios mínimos. Ante ello, la Clínica debió derivarlos a otro prestador de servicios, pero cómo no quieren perder la plata, no los trasladaron y ahora los atiende personal que no está calificado para atender sus tratamientos de alta complejidad”, agregó Juanillo.

Por situaciones como la anterior, se comunicaron con la Seremi de Salud que constató la situación. El dirigente contó que “vinieron, vieron lo que efectivamente estaba pasando, pero aún no envían el informe. Lo mismo ha pasado con la inspección del Trabajo, que también constató in situ los reemplazos internos y externos que están ocurriendo en la Clínica, pero que tampoco ha entregado los informes. Lo que nos parece preocupante”.

Sobre el contrato colectivo, desde la directiva afirmaron que la Clínica ha presentado ofertas cada vez más disminuidas, en las que les quita beneficios que habían obtenido en negociaciones anteriores e incluso los deja sin oficina sindical, lo que también habían conseguido de la misma forma.

“Nos están ofreciendo un 0% de reajuste. Eso tiene muy descontento a los socios y muy convencidos de seguir en la huelga, luchando para conseguir mejorar sus condiciones salariales para los próximos dos años”, sostuvo Juanillo.

Por su parte, la empresa señaló, durante la última reunión de mediación obligatoria, que no negociarán mientras siga la huelga. “Nos reunimos la semana pasada, pero su oferta fue la mitad de la mitad de la mitad”, argumentó el dirigente.

Cabe destacar que las ofertas que ha enviado la empresa han carecido de formalidad y que durante la huelga la empresa ha cometido otros errores que dieron pie a que los trabajadores se puedan descolgar de la movilización desde el día 30, y no desde el día 15, como ocurre cuando los procesos se dan de manera correcta.

Las directivas sindicales enviaron un mensaje a sus socios y señalaron que esperan “un pronto término de nuestra huelga legal, ya que entendemos como ésta afecta a nuestros socios, a los pacientes y a la comunidad en general, sin embargo en estos momentos esta opción está en manos de la empresa”.