Fuertes críticas de la comunidad palestina desató la visita a nuestro país de un grupo de diputados israelíes pertenecientes al ala más extremista de de la Knesset, el Parlamento de Israel, que se está llevando a cabo estos días.

Ante su llegada a Chile, la Federación Palestina de Chile criticó que los parlamentarios apoyaron la semana pasada la nueva ley “Estado Nación del pueblo judío”, que reserva el derecho a la autodeterminación exclusivamente al “pueblo judío”, y que establece que la capital de Israel es “Jerusalén completa y unida”, que avanzar con los asentamientos judíos es un “interés nacional” y elimina el idioma árabe como lengua oficial, entre otras polémicas medidas.

Según la Federación, el grupo lo componen Yehuda Joshua Glick, colono en la zona ocupada de Hebrón y que pretende cambiar el estatus quo de la Mezquita de Al Aqsa en Jerusalén ocupada; David Amsalem, colono en Ma’ale Adumin (al este de Jerusalén), la misma zona donde Fuerzas de Ocupación Israelíes llevan a cabo las preparaciones para demoler la aldea de palestina de Khan Al Ahmar; y David Bitan, coordinador de la coalición parlamentaria oficialista y por tanto una de las figuras claves en la aprobación de la polémica declaración “Estado Nación del Pueblo Judío”.

La comunidad palestina se preguntó si la Embajada de Chile en Tel Aviv asesoró a las autoridades chilenas sobre los antecedentes de la delegación, a la vez que recordó que Chile reconoce al Estado de Palestina.

Finalmente, en su declaración, la Federación llamó a los representantes políticos y autoridades a aprovechar la visita de los legisladores israelíes para “exigir la liberación de los 7.000 prisioneros políticos en las cárceles de Israel, entre ellos siete diputados del Parlamento Palestino y más de 300 niños”. Además los instaron a rechazar cualquier acuerdo con Israel “mientras éste no cese su política de colonización y limpieza étnica contra el pueblo palestino y mientras continúe violando sistemáticamente los derechos más básicos de los palestinos”.