El Parlamento británico publicó un informe que confirma que durante las elecciones presidenciales de Argentina en 2015, se realizó una campaña secreta en contra de Cristina Fernández de Kirchner mediante Facebook y Twitter.

La investigación realizada por el Comité Digital, Cultura y Medios de la Cámara de los Comunes del parlamento británico reveló la existencia de una injerencia llevada a cambo por la empresa británica, filial de Cambridge Analytica, Strategic Communication Laboratories (SCL Group) en las elecciones que llevaron a Mauricio Macri al poder.

Según informaron, la campaña contra la expresidenta argentina utilizó “tácticas de espionaje“, “guerra informativa“, y el uso de oficiales jubilados de las agencias de inteligencia y de seguridad de Israel, Reino Unido y Rusia, además de la creación de cuentas falsas de Facebook y Twitter  para apoyar la campaña anti-Kirchner.

Cuando se le consultó al Director de SCL Group, Alexander Nix sobre si habían trabajado en Argentina, el respondió: “sí, trabajamos en Argentina”.Y ante la pregunta si habían trabajado para un partido de oposición, o alguna otra persona interesada en influenciar la política en Argentina contra el Gobierno, Nix respondió: “Así parece que fue, sí”.