Es diputada de Renovación Nacional y mapuche. Aracely Leuquén es una de las parlamentarias que llegó al Congreso en el último proceso de elecciones y ahora, tras una polémica votación saltó a la primera línea, pero no gracias a los aplausos de su intervención sino por la sorpresa de su negativa.

Durante el proceso legislativo en torno a la reforma constitucional que promueve la equidad de género que se discutió en la Cámara, varias indicaciones quedaron en el camino, siendo rechazas por el oficialismo.

Una esas es la que se encuentra en el capítulo III, artículo 19, número 6º, la que señala que “El Estado tiene el deber de asegurar el respeto y reconocimiento de los conocimientos ancestrales de las mujeres indígenas”.

Sin embargo, esta indicación fue rechazada por los y las congresistas de Chile Vamos, entre quienes se encontraba Leuquén, llamando la atención considerando sus raíces en el pueblo mapuche que se  vería beneficiado de este punto.

Contraria tanto al aborto como a la pena de muerte, ambas porque, según ha dicho, es una defensora de la vida en todas sus formas, la diputada de Renovación Nacional reconoció en Pulso de La Tercera, antes de asumir el cargo el 11 de marzo, que “los temas vinculados a las comunidades indígenas, los temas donde se deben responder a las minorías, tienen que ser abordados también en su justa medida”.

“Tenemos a parlamentarios de origen mapuche, a gente que representa el mundo étnico, entre los cuales me cuento. Siento que ahí va a haber una oportunidad de poder instalar una mesa de diálogo bastante interesante, siempre que tengamos la visión por delante de las comunidades indígenas y no de los colores políticos“, había dicho en la misma entrevista.

Además, había adelantado que los temas más urgentes para los pueblos originarios son “todo lo que tiene que ver con aspectos culturales, con fortalecer nuestra identidad, con poder reivindicar derechos que son ancestrales”. Algo que queda en entredicho tras conocer su votación.