La bancada evangélica está con todo en su cruzada contra el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos. Es por eso que, después de la masiva movilización del pasado 25 de julio por el Aborto Libre, Seguro y Gratuito, han desplegado una serie de acciones, entra las que se incluye una reunión directa con el presidente Sebastián Piñera para pedirle que evite la eventual tramitación de una ley al respecto.

Los evangélicos realizaron hoy una nueva acción e incluso sumaron apoyo. A la bancada compuesta por los RN Francesca Muñoz, Leonidas Romero y Eduardo Durán, se adhirieron Jorge Sabag (DC) y la senadora Carmen Gloria Aravena (Evopoli) en una inédita solicitud de fiscalización sobre la causal de violación en la ley que despenalizó el aborto en tres causales.

“Queremos que se investigue si aquí se está cayendo en una irregularidad, ya que las cifras de denuncias que van durante el año han bajado considerablemente en comparación a los anteriores. Queremos que se fiscalice ésta situación y que se nos entregue la información requerida a través de este oficio ya que sería un hecho lamentable que se estén dando casos de aborto libre. En ese sentido, pedimos que nos informen si ha existido algún condenado por la causal de violación y ver si los establecimientos hospitalarios o clínicas particulares están haciendo las denuncias pertinentes para que se inicie la investigación correspondiente”, señaló la diputada Muñoz.

A su vez, Leonidas Romero, agregó que “presentaremos un proyecto de resolución con el fin de mejorar el reglamento de aborto toda vez que es necesario establecer los medios de prueba que logren identificar a los violadores. Quiero decir con fuerza no más violadores y a través de este medio apoyamos a los senadores de Argentina que están en contra del aborto porque nosotros defendemos a las personas en gestación. Chile y Argentina unidos en defensa de la vida”.

El oficio fue enviado al Ministerio Secretaría General de la Presidencia, al Ministerio Público y al Ministerio de Salud. En él, solicitan datos de todos los casos de interrupción voluntaria del embarazo por la causal de violación con detalle del establecimiento de salud y de la persona que hace la denuncia. También piden los datos específicos de los datos de violación que han surgido de casos de aborto, especificando el grado de relación del agresor con la víctima.

Por último solicitan específicamente al ministerio de Salud que informe si en abortos por violación se ha aplicado el protocolo de toma de muestra del tejido del embrión, para que sea utilizado como medio de prueba ante la justicia.