En lo que va del 2018, este es la tercera mujer asesinada en México bajo el mismo procedimiento. Una joven de 16 años fue engañada con la promesa recibir ropa para su guagua y fue secuestrada y posteriormente apuñalada.

Litzi Sarahí recibió un mensaje en sus redes sociales en el que le prometían la entrega de vestimenta para su pequeño hijo de 3 meses. Acordaron encontrarse en el municipio de Genaro Codina, en Zacatecas. Según testigos, la mujer fue forzada a subir a un vehículo, versión aun no es confirmada por la policía, apuntan en medios mexicanos.

La madre de la adolescente fue reportada como desaparecida el 29 de julio, y estaba al tanto de que su hija se encontraría con desconocidos, ya que le avisó que pasaría a recoger la ropa. Al día siguiente, el 30, Litzi fue encontrada sin vida en un camino rural.

Según detallan los informes médicos, Sarahí falleció por las heridas provocadas por un arma cortopunzante, según indicó el titular de la Fiscalía General de Justicia de Zacatecas, Francisco Murillo, y consigna prensa internacional.

En tanto que la guagua fue encontrada con vida, envuelta en abrigos, entre unos arbustos, cerca de un mercado en la localidad de Aguascalientes. Posteriormente fue trasladado a la oficina de Desarrollo Integral de las Familias, donde fue identificado por los padres de la mujer asesinada. Sin embargo, aun no es entregado a la familia, ya que están a la espera de los resultados de las pruebas de ADN.

Esta muerte es la tercera que se produce bajo una operación similar. A finales de marzo, una mujer identificada como Jessica Gabriela, de 20 años y con 8 meses de embarazo, se reunió con una persona que también le ofreció ropa para su guagua. Sin embargo, las verdaderas intenciones eran asesinarla y quitarle el hijo.

Todo quedó al descubierto cuando Cynthia Fátima llegó al hospital con el bebé de la víctima, asegurando que ésta lo había abortado. La policía, al sospechar de ésta irregular situación, si dirigió al departamento de la mujer y encontraron a Jessica muerta y en estado de descomposición.

En tanto que en abril, una joven de 23 años, con 9 meses de embarazo llegó hasta el hospital del municipio Lerdo de Tejada, en Veracruz , porque sintió que estaba a punto de dar a luz. Al salir del recinto, una mujer que estaba en las afueras del lugar la llevó engañada con la falsa promesa de vestimenta y la mató, robándole al recién nacido que fue recuperado días después y deteniendo a la asesina.