Durante la mañana de este miércoles se reunió la junta de acreedores de Pastas Suazo, que se mantenía suspendida desde el pasado 17 de julio con el objetivo de pensar con calma el futuro de la empresa en Curicó.

“Estamos esperanzados en que hoy tengamos una votación favorable para permanecer con la continuidad de giro por un año más renovable“, señaló temprano la liquidadora Valeria Cañas.

Sin embargo, pese a que los trabajadores y la liquidadora pidieron que se opte por la continuidad de Suazo, los acreedores votaron en contra de la mantención de la empresa y confirmaron el cierre de la planta, luego de 80 años de historia.

Inmersa en una compleja situación financiera, la empresa que producía harina, fideos y sémola en la ciudad del Maule hizo un llamado a sus clientes, durante el pasado 20 de junio, para que se acercaran a la sala de ventas en Curicó a liquidar los productos en stock, con la meta de “recaudar los fondos para el sueldo y finiquito de los trabajadores”.

El cierre de la planta dejará a cerca de 200 trabajadores sin su fuente laboral. El cierre fue confirmado por la empresa a través de redes sociales, a través de una fotografía que muestra a parte del equipo y un mensaje lleno de pesar: “Hasta siempre amigos, con una tristeza enorme les damos las gracias por tanto. Nuestro sabor natural vivirá por siempre”, se despidieron.