Por defender a un grupo de mujeres, una joven de 18 años recibió dos golpes en el rostro que la dejaron inconsciente por parte de un hombre a la salida de una discotheque.

Este nuevo episodio de violencia machista ocurrió cuando una joven británica decidió intervenir en la disco Face, ubicada en Gants Hill, en Essex (un condado de Inglaterra) al ver que un sujeto, identificado como Liam Holmes por la Scotland Yard, se encontraba amenazando con golpear y acosando a un grupo de chicas.

Según relató la mujer a The Sun, el hombre de unos 20 años estaba acompañado por otro amigo mientras arrinconaba al grupo en una esquina, momento en que ella se acercó y lo encaró: “Le dije que estaba equivocado y que tenía que irse y ser un caballero”.

El sujeto no aguantó. “Entonces me pegó y permanecí desmayada durante cinco minutos a causa del impacto”, relató.

Otro testigo de la agresión, señala que más encima el hombre se habría enojado porque cuando ella le solicitaba que terminara de molestar al grupo, éste le pidió su número de teléfono, lo que fue rechazado. Tras la negativa, le habría propinado los golpes.

“Creo que hablo en nombre de todas las mujeres jóvenes cuando digo que es indignante que podamos enfrentarnos a semejante amenaza simplemente por decirle a alguien que no“, señaló la valiente joven.

Holmes ya ha sido puesto a disposición judicial imputado por un delito de daños físicos, producto de la violenta agresión registrada por una persona que estaba en el lugar y ha sido compartida por algunos medios.

La adolescente inmediatamente fue trasladada al hospital, donde recibió atención médica debido a los cortes que presentaba en la boca. Ya ha sido dada de alta.