Durante la noche del pasado miércoles, Elcira Soto, de 78 años, obtuvo el indulto presidencial. La mujer cumplía condena hace 12 años por el asesinato de su esposo, ocurrido en 2006 en Calbuco, el que aseguró a la justicia haber cometido luego de que el hombre intentara quitarle la vida a ella con un hacha. 

Pese a que sus hijas también confirmaron que la mujer vivía episodios de violencia intrafamiliar hace 15 años, recibió una condena de 15 años y un día por el delito de parricidio, que ha sido cumplida casi en su mayoría. Por estos días, Soto sufre de un cáncer cérvico uterino terminal, lo que la habría llevado a pedir el beneficio del indulto en cinco oportunidades.

En el juicio su abogado fue enfático en asegurar que la mujer cometió el delito tras años de maltrato de parte de su pareja. Además, según el informe entregado por el Servicio Médico Legal, su enfermedad actual es irreversible, la obliga a estar postrada y solo “se ha agravado en fecha reciente y que posee una alto riesgo inminente”.

Su hija, Andrea Soto, manifestó que “ella cumplió una condena injusta, porque fue maltratada, violentada y golpeada por su marido. No le hicieron justicia y ahora está cumpliendo doble condena”.

Considerando que Soto había cumplido su condena en sus dos terceras partes como autora de un delito común, el indulto presidencial le sustituye la pena de cárcel por arresto domiciliario. Desde La Moneda ya anunciaron que pretenden crear un nuevo sistema de indultos, que será propuesto próximamente a través de un proyecto de Ley Humanitaria.

También puedes leer: La historia de la anciana que fue condenada tras asesinar a su esposo en defensa propia: Pide por quinta vez el indulto presidencial