Nicolás Jarry (53) superó con éxito la barrera de los octavos de final del ATP 250 de Kitzbuhel en Austria. Esto luego de vencer en poco más de dos horas de juego al tercer sembrado de la competencia, Fernando Verdasco (33), ex número 7 del mundo por parciales de 6-7(8), 7-5 y 6-3.

El partido no comenzó de la mejor manera para el nacional, que cayó en el primer set por un parcial de 7-6 (8-6) en 52 minutos. La segunda manga fue igual de pareja, pero está vez favorable a Jarry por 7-5 en 48 minutos.

En el definitivo set, el 53 de la ATP, sacó lo mejor de su repertorio para imponerse por 6-3 en solo 34 minutos, quedándose con el partido y el pase a los cuartos de final.

Con la victoria, Jarry sumó valiosos puntos en su búsqueda de meterse entre los 50 mejores jugadores del mundo.

Ahora, el nieto de Jaime Fillol buscará instalar su nombre en semifinales de la competencia enfrentando al ganador del duelo entre el italiano Matteo Barrettini (54) y el moldavo Radu Albot (98).