Florencia Villegas, hija del ex panelista de Tolerancia 0 acusado por acoso y maltrato laboral, escribió una carta para dar su opinión ante la situación que vive su padre y su familia.

A través de Twitter, se ha difundido un texto firmado por ella donde rechaza las acusaciones contra Fernando Villegas y argumentó que éste no tenía ningún poder en los programas donde participaba.

Para comenzar, Villegas señala que todas las acusaciones en contra de su padre están basadas “en chismes, en dimes y diretes, interpretaciones de miradas, de gestos, de potenciales situaciones, de silencios y de espacios“.

“Me pregunto si alguien pensó en qué espacio, en una sala donde habían 2 o 3 personas siendo maquilladas al mismo tiempo, espacios físicamente amplios, abiertos, llenos de personas circulando, idas y venidas de camarógrafos, productores e invitados, podría haber existido una relación de abuso”, afirma.

Según su visión, Fernando Villegas es un hombre “de gustos simples, tranquilo, con un humor oscuro y brutal (a mi gusto, el único tipo de humor que se puede catalogar como tal), con un carácter fuerte y una paciencia disminuida con los años, una generosidad infinita, algo muy serio y parco a veces, otras tantas con un humor exquisito y encantador, y con un desencanto generalizado hacia las personas, sobre todo cuando estas actúan en masa e impulsadas más por la emocionalidad que por su intelecto”.

Además, afirma que, ella y sus hermanas vieron en él su primer ejemplo de “feminismo” debido a que les enseñó a ser poderosas y aguerridas y “a devolver el puño si alguien nos levanta la mano”.

Respecto a las acusaciones de acoso, la hija del sociólogo argumentó que la visión de que el piropo es algo “obsceno” es muy reciente.

“Mi papá tiene 69 años. Para ustedes, la mayoría por lo menos, e incluso yo, considero el denominado piropo más como u acto obsceno que como una palabra de ánimo y buena educación, pero si nos dejamos de mirar el ombligo entenderemos que eso es así desde aproximadamente 5 minutos atrás. Por eso que reinterpretar y resginificar actos de galantería, de coquetería, o gestos sin ninguna de esas intenciones ocurridos hace 30, 20, 15, 10 o 5 años atrás, no tiene sentido alguno“, señala.

Villegas aprovechó la instancia para atacar al medio de comunicación que dio a conocer las denuncias en contra de su padre.

“No veo la misma indignación con las portadas del The Clinic, pues esa capacidad de insistir, tercamente, con utilizar el cuerpo femenino de manera superficial es casi digna de un premio a la perseverancia por parte de este medio”

Para cerrar, la hija del escritor afirma que la familia se ha unido ante esta situación y que comparten siempre “alrededor de una botella de vino, riéndonos de la falta de intelecto de tantos y el aprovechamiento mediático de otros“.

Mira la carta completa acá: