El Banco de Chile logró ingresos por $162 mil millones, un 14% más que los primeros tres mes del año y el mejor trimestre de su historia.

Ayer el banco del grupo Luksic presentó su “Conference Call”, donde también aseguró que las cifras de su “ROE” (Rentabilidad sobre patrimonio) aumentó en un 28%.

Estas cifras favorables para el Banco de Chile vienen en medio del debate sobre ciberseguridad que ha arrojado las masivas filtraciones de datos de clientes de varias instituciones bancarias, las que han afectado particularmente al Banco de Chile.

Ayer mismo, de hecho, se consultó sobre el tema y las autoridades del banco aseguraron que, desde el episodio de las filtraciones, crearon una división de Operación y Tecnología, además de decir que en 2017 se invirtieron 16 millones de dólares en ciberseguridad.

Vale recordar que durante mayo el banco del grupo Luksic sufrió un robo de 10 millones de dólares, algo que hasta el momento no ha sido esclarecido. Un poco después se conoció el caso de un informático que habría sustraído 475 millones de pesos de la casa comercial.

El 25 de julio que el grupo de hackers que en redes sociales se hace conocer como “The Shadow Brokers” divulgó miles de datos de tarjeta de crédito del Banco de Chile.