El día de hoy, la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP) presentó ante la Corte Suprema una solicitud de inhabilidad en contra del ex presidente de la Corte y actual ministro de la sala penal, Hugo Dolmestch, en relación a la causa que busca una nueva libertad condicional para violadores de Derechos Humanos durante la Dictadura Militar.

La solicitud hace referencia a los dichos señalados por Dolmestch en el año 2016, cuando aún era presidente de la Corte Suprema, donde afirmaba que “en su opinión personal, los condenados por delito de lesa humanidad tienen derecho a libertad”.

La agrupación solicitó la inhabilidad de Dolmestch para que no pueda hacerte parte de la causa que busca otorgarle la libertad condicional al ex coronel del ejército, Lander Uriarte Burotto, acusado del secuestro y desaparición de tres ciudadanos uruguayos en septiembre del año 1973. Uriarte fue condenado a 6 años de prisión en 2014 y en mayo de este año le fue rechazado un recurso de protección que pretendía concederle el beneficio intrapenitenciario de salida dominical.

El informe social y psicológico realizado este año por Gendarmería afirma que Uriarte Burotto no tiene conciencia del delito, del daño, ni disposición de cambio. Además muestra claros elementos psicopatológicos al no mostrar afección con el daño cometido.

Te podría interesar: Sin arrepentimiento: Reos de Punta Peuco que fueron indultados no reconocen participación en crímenes de lesa humanidad

El abogado de la AFEP, Nicolás Pavez, aclaró que “solicitamos esta inhabilitación porque consideramos que la en entrevista que dio Dolmestch adelantó su opinión respecto a la libertad condicional para violadores de Derechos Humanos. Esto constituye una inhabilidad considerando los artículos 195 n°8, 196 y 321 del Código Orgánico de Tribunales“. Estos artículos impiden a los magistrados manifestarse previamente sobre los dictámenes en los que sean llamados a fallar.

El jurista agregó que es “lamentable que a pesar de los tratados internacionales firmados por Chile y la experiencia de otros países, se empiece a equiparar criterios entre lo que es un robo de un celular o un lanzazo, con el secuestro, desaparición, tortura y asesinato a nombre del Estado de Chile“.

Consultada por El Desconcierto, la diputada comunista y abogada especialista en Derechos Humanos, Carmen Hertz, señaló que esta solicitud debiese ser acogida si los argumentos son precisos y rigurosos.

“Si el ministro Dolmestch entregó opinión anticipada sobre la libertad condicional de violadores de derechos humanos, sin mencionar la concurrencia obligatoria que establece el Estatuto de Roma, que es obligatorio para el poder judicial, aún cuando el parlamento no haya adecuado la normativa vigente, es por supuesto haber adelantado una opinión y eso lo inhabilita”, afirmó la diputada.

Dolmetsch es ministro titular de la Corte Suprema desde el año 2006 y es conocida su postura a favor de la libertad condicional de los reos que participaron en dictadura. Las últimas semanas ha repercutido que la salida de los siete de hace unas semanas -aunque uno ya volvió a prisión- se debe a un cambio de criterio en el máximo tribunal del país, donde ha repercutido la salida de Milton Juica. Sin el juez “garantista”, ha primado la postura de Dolmetsch.