“Adiós a calentar la silla, bienvenida la evaluación por objetivos”.

Con ese mensaje, el Ministerio del Trabajo hizo oficial el envío de un proyecto de ley que permitirá la modalidad de trabajo a distancia, una especie de “teletrabajo” que permitirá a las personas que lo requieran, ejercer sus labores desde su casa u otro lugar.

“No significa precarización del mercado laboral. Significa modernizar y respetar mejor las necesidades de la empresa”, aseguró en el lanzamiento del proyecto el presidente Sebastián Piñera.

La medida, según el gobierno, beneficiará a las personas con responsabilidades familiares, a estudiantes, personas con discapacidad, adultos mayores y otras personas con necesidades especiales.

Según precisa la web del gobierno creada para la iniciativa, de forma voluntaria, trabajadores y empleadores podrán impulsar la modalidad. Se insiste en el mismo mensaje anterior: “Terminar con la cultura de calentar sillas y aumentar la productividad”.