El asesinato de Tatiane Spitzner ha estremecido a Brasil. Se trata de una abogada de 29 años que recibió una brutal golpiza de parte de su pareja Luis Felipe Manvailer, quien fue grabado por las cámaras de seguridad.

Todo ocurrió en la localidad de Guarapuava, específicamente en el edifico donde residía la pareja. Pese a que el crimen se conoció el 22 de julio, son las imágenes que se lograron registrar las que hicieron que se volviera a hablar del espantoso hecho.

Según se ve en la grabación, el hombre de 32 años venía propinando golpes a la mujer desde antes que se bajaran del auto en el que venían tras una noche en un bar, según reportan medios brasileños.

Una vez que se bajaron en el estacionamiento del edifico, Manvailer nunca deja de tironear, empujar y darle golpes a la mujer con quien se casó en 2013, incluso la bota al suelo después de agarrarla por el cuello, donde le pega una patada en la cara.

Ambos siguen caminando y se dirigen al ascensor, al que ella ingresa siendo empujada. Él se pone detrás de la víctima, quien hace intentos por permanecer al interior del elevador aferrándose a la pared con sus manos o bajarse en otro piso y escapar, pero el experto en artes marciales la controla con facilidad y vuelve a tirar al suelo y la arrastra, escapando del alcance de la cámara.

Toda la secuencia dura al rededor de 20 minutos, tiempo en que nunca deja de agredirla.

Luego, después de una discusión al interior del departamento, la que fue confirmada por vecinos que escucharon los gritos, el hombre vuelve al radio de la cámara del ascensor, esta vez con la polera llena de sangre y con un trapo para limpiar el suelo y las paredes del ascensor.

Posteriormente, Manvailer se dio a la fuga, siendo detenido por la policía días más tardes. En el momento, negó cualquier participación en el crimen, pero ahora, con el video, queda demostrada la violencia que ejerció contra Spitzner.

Esta nueva demostración de violencia machista con resultado de muerte volvió a activar el debate en un país que ocupa el séptimo lugar de femicidios en el mundo, con 4,4 asesinatos por cada 100.000 mujeres, segúnel estudio brasileño de 2012 “Mapa de la Violencia”. Misma encuesta que reveló que un tercio de las brasileñas dicen haber sido violentadas por sus parejas.