Cuando habían pasado apenas 10 días de la llegada al gobierno de Sebastián Piñera, el ministro de Salud, Emilio Santelices, desató la polémica que, con el paso de los meses, se convertiría en la piedra de su zapato durante toda su gestión. Mucho se especuló esta tarde sobre si el titular saldría en el primer cambio de gabinete, pero no. El cuestionado ministro de Salud seguirá a la cabeza de la cartera. De todas formas, quisimos recopilar su trasquillada carrera desde marzo a la fecha.

23 MARZO: Santelices ordena la publicación en el Diario Oficial de la aprobación de un protocolo que incluye a las instituciones como sujetos objetores de conciencia y facilita los trámites y burocracias tanto profesionales como a establecimientos para negarse a practicar un aborto en los tres supuestos aprobados por la ley (riesgo para la madre, inviabilidad fetal o violación). Con la luz verde del documento, queda derogado el protocolo anterior elaborado por la administración de Michelle Bachelet, que establecía que las instituciones que quisieran declararse como objetoras de conciencia no podrían recibir fondos públicos derivados de los convenios que mantienen con el Minsal para prestaciones gineco-obstétrica.

29 MARZO: La rabia y la indignación se desatan ante el Ministerio de Salud en una movilización convocada por el movimiento feminista para rechazar la  modificación, por vía administrativa, del protocolo de objeción de consciencia. El secretario de Estado se justifica con el argumento de que vincular la realización de abortos a la atención de pacientes públicos podría poner en riesgo la realización de otras prestaciones de salud necesarias que se traspasan a la red privada cuando no existe disponibilidad en el área pública.

2 ABRIL: Diputados y senadores de la oposición presentan ante Contraloría un requerimiento para frenar las modificaciones al protocolo de la Ley de aborto en tres causales. Empieza a plantearse la opción de una interpelación al ministro Santelices.

23 aBRIL: Fracasa el intento del Minsal para frenar la interpelación al ministro. Desde la cartera se reúnen con parlamentarios de oposición para llegar a un acuerdo que contente a ambas partes y así evitar la arremetida impulsada contra el ministro. Pero el Minsal quiere mantener sea como sea los convenios que tienen las clínicas objetoras de conciencia con los hospitales públicos, a pesar de que esas clínicas no iban a dar la interrupción del embarazo como la ley establece. Eso provoca la caída de las negociaciones.

3 MAYO: Se celebra la interpelación al ministro Santelices, quien se convierte en el primer secretario de Estado del nuevo gobierno de Piñera en enfrentar esta instancia. La interpelación, liderada por la diputada Marcela Hernando se desarrolló en medio de un ambiente muy polarizado en las tribunas, con opositores y defensores del secretario de Estado haciendo sentir su postura a través de gritos y carteles.

9 MAYO: Contraloría declara que protocolo de objeción de conciencia para aborto no se ajusta a derecho. El ente fiscalizador indicó que las instituciones de salud privadas que tengan convenios con el Estado no pueden acogerse a la objeción de conciencia, puesto que al recibir financiamiento público se entiende que sustituyen a los servicios de salud, y que forman parte de la Red Pública de Salud. El mismo día, el Frente Amplio pide la salida del ministro.

17 MAYO: Diputadas de la oposición unidas ingresan acusación constitucional contra el ministro. Pese a los reparos de los líderes hombres de sus bancadas, las diputadas juntan esfuerzos y llaman a la necesidad de acusar constitucionalmente al ministro.  No cuentan con los 78 apoyos necesarios para hacer efectiva la acción, pero creen que están a tiempo a sumar fuerzas.

20 JUNIO: Se cae la acusación constitucional contra el ministro Emilio Santelices tras aprobarse la cuestión previa que libra a la autoridad de ser acusado. Por 81 votos a favor, 63 en contra y una abstención se aprobó la cuestión previa . La DC jugó un rol clave en el apoyo al secretario de Estado. En la cuestión previa, que fue analizada por cinco hombres, se escuchan argumentos como que la acusación “no tiene ningún sustento”, “no reúne los requisitos mínimos que exige le ley” o que “las diputadas se apresuraron”.

30 JUNIO: Minsal repone reglamento de objeción de conciencia con los lineamientos establecidos por la administración de Bachelet. El nuevo documento restablece la restricción para ser objetores de conciencia a las instituciones privadas de salud que reciben fondos públicos en el área de obstetricia y ginecología. También establece que serán las Secretarías Regionales Ministeriales de Salud las que estarán a cargo de recibir y autorizar las solicitudes de las instituciones que quieran ser objetores.