El famoso oso protagonista de los libros infantiles del autor A.A Milne seguirá sin ser expuesto en China. Las autoridades del país rechazaron el estreno en cines de la nueva película de Disney, llamada “Cristopher Robin: un encuentro inolvidable”.

Medios de todo el mundo han intentado descifrar las razones de las autoridades chinas para tal prohibición: uno de los motivos podría ser que en el país solo se permite la emisión de 34 películas extranjeras en las salas durante cada año. A la vez, otra razón apunta a las comparaciones desfavorables que vienen dándose entre el oso y el presidente chino Xi Jinping desde hace años, algo que no les agrada.

En 2013, cuando Xi realizó su primera visita a Estados Unidos como jefe de Estado y realizó un paseo junto a su homólogo estadounidense, Barack Obama, comenzó a circular en la red un meme que los mostraba a ambos en comparación con Winnie The Pooh y su amigo Tigger, en el lugar de Obama.

A la vez, en 2014, tras un apretón de manos entre el presidente chino y el ministro japonés, Shinzo Abe, aparecieron nuevos memes en donde éste era comparado al burro Igor, otro de los amigos de Pooh. Por último, en 2015, durante un desfile militar, la imagen del osito en un automóvil de juguete volvió a aparecer para burlarse del mandatario y se convirtió en la foto más censurada del año, según la empresa de análisis Global Risk Insights, así como también fue compartida más de 65 mil veces durante dos horas.

El personaje infantil ha sido objeto de censura por años de parte de las autoridades chinas, quienes tampoco han explicado claramente los motivos del rechazo a la ciudadanía. Sin embargo, los medios aseguran que los ciudadanos chinos podrán conseguir igualmente la nueva cinta de Disney, protagonizada por Ewan McGregor, en el mercado pirata tras su estreno durante este mes.