“Como columnista, comparaba a Carlos Délano con Gabriela Mistral. Decía que el dueño de Penta le daba confianza por ser egresado del Colegio Saint George y que era víctima de la envidia y el resentimiento de muchos chilenos”, así resumió el periodista Daniel Matamala la figura del ex ministro de Educación, Gerardo Varela.

En su editorial de CNN Chile, el comunicador aseguró que el ex titular del Mineduc “llegó al puesto más peligroso del gabinete sin ser político ni técnico, sin ser experto en educación, sin conocer el Estado, ni el Congreso. En suma, sin tener ninguna de las calificaciones necesarias para un trabajo de alto riesgo, salvo la de ser amigo de su jefe, el Presidente de la República”.

“Dejó una huella indeleble no por sus proyectos, sino por frases que retrataron una desconexión increíble con los anhelos y temores del chileno medio”, añadió el periodista.

A su juicio, ya en el cargo demostró “desinterés por comprender una realidad que le era ajena, y franco desprecio por los problemas de chilenos que piden soluciones tan básicas como que la escuela de sus hijos no se llueva”.

Matamala recalcó que el fallido paso de Varela por el Mineduc es señal de algo más profundo: “Devela la peor cara de la élite chilena, en que muchas veces el apellido pesa más que el currículum, la amistad importa más que los méritos, y la confianza –como decía el propio Varela sobre Délano- se basa en el colegio en que estudiaste, no en cuánto aprendiste”.

Por último, enfatizó que “ese olímpico desprecio por la meritocracia, esa idea de que bastan los contactos correctos para tener éxito, y que en Chile ocurre tanto en la política como en la empresa, está en el fondo de una designación que resultó desastrosa”.

Escucha su comentario completo a continuación: