En el escenario de denuncias de acoso sexual y abusos sexuales en la industria, algunas actrices han tomando una postura contraria al movimiento #MeToo que protagonizan sus colegas. En entrevista con el diario británico The Times, Lindsay Lohan volvió a cuestionar a quienes han liderado las denuncias.

“Me odiaré a mi misma por decir esto, pero lo que pienso sobre las mujeres que hablan contra todas estas cosas es que las hace lucir débiles, cuando en realidad son mujeres muy fuertes”, señaló la actriz.

Lohan agregó que, desde su perspectiva, algunas lo hacen para llamar la atención: “Tienes esas chicas que aparecen así, que ni siquiera se sabe quiénes son, y que lo hacen para conseguir atención”, afirmó, recalcando que “si sucede en ese momento, lo discutes en ese momento (…) Se convierte en algo real cuando lo transformas en un informe policial”.

Además, aseguró que no podría explayarse sobre el tema que motiva el debate, ya que nunca sintió o experimentó algún episodio negativo mientras realizaba sus actuaciones: “Así, no tengo mucho que decir. No puedo referirme a algo que no viví, ¿cierto? Apoyo mucho a las mujeres. Todas tenemos nuestras propias experiencias que vivimos de manera personal”, añadió.

Anteriormente, la actriz se había referido al caso de Harvey Weinstein, siendo una de las pocas figuras que salió en defensa del cuestionado productor de Hollywood: “Me siento muy mal por Harvey Weinstein ahora mismo. No creo que sea justo lo que está pasando”, afirmó en un video que subió en su Instagram y que luego borró.

Lohan, quien debutó muy pequeña en la TV, ha vivido una vida en el centro de la polémica. Tras pasar por rehabilitación en múltiples ocasiones, también ha estado en prisión por conducción en estado de ebriedad y posesión de drogas.