Este sábado la empresa multinacional Monsanto fue condenada a indemnizar con US$289 millones de dólares a un hombre que contrajo un cáncer terminal por utilizar uno de sus productos que contiene glifosato.

El jurado del Tribunal Superior de San Francisco determinó que Monsanto no advirtió de manera adecuada el riesgo para la salud que se corre al ocupar su herbicida Roundup.

Según consigna ElDiario.es, el producto fue utilizado por Dewayne Johnson, quien trabajó como jardinero para el distrito escolar de San Francisco.

Según el tribunal, la omisión de la información impactó de manera “sustancial” en la enfermedad de Johnson, que a los 46 años padece linfoma no hodgkiniano (cáncer en los linfocitos de la sangre). Según sus médicos, al jardinero le quedan solo algunos meses de vida.

Uno de los vicepresidentes de Monsanto, Scott Partridge, sostuvo que apelaran a la decisión judicial. “La decisión de hoy no cambia el hecho de que más de 800 estudios y revisiones -y conclusiones de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA), el Instituto Nacional de Salud de EE.UU. (NIH) y autoridades regulatorias en todo el mundo- apoyan el hecho de que el glifosato no causa cáncer”, afirmó.

El glifosato es un herbicida que ha generado polémica en el mundo por los efectos perjudiciales que tiene en la salud de las personas y en las tierras donde éste es aplicado.