Una mujer decidió publicar un testimonio sobre su relación con una amiga que fue asesinada por su ex pareja. El relato, tan emotivo como impactante, puesto que revela la realidad del femicidio en nuestro país.

El texto fue difundido a través de Facebook por Cristina Silva, psicóloga y compañera de Nancy Araya, quien fue víctima de un femicidio el pasado sábado en Quilpué.

El relato va acompañado de una foto de Nancy donde se le ve sonriendo. “Le saqué ésta foto cuando me compré la cámara, no le gustó porque se encontró cachetona… Yo la veo preciosa“, afirma.

“Ella es Nancy Araya, la conocí hace unos 3 años más o menos, era educadora de párvulos, trabajábamos juntas. Llevaba más de 20 años como funcionaría pública en el Hospital de Peñablanca, y en el CTA dedicaba algunas horas de su jornada para cuestiones de gestión”, comienza.

Nancy tenía dos hijos adolescentes que eran criados por ella puesto que se había separado de su pareja. “Nos decía que era difícil ser mamá, que no era como lo pintaban, amaba a sus hijos pero reconocía que estaba siempre en un proceso de aprendizaje lleno de alegrías pero también de dolores”, afirma.

“A la Nancy le gustaban los colores intensos, el calipso y el rosado eran sus favoritos, soñaba con pegarse un viaje y tirarse guatita al sol en alguna playita y comprarse ropa hippienta por ahí. Soñaba con eso sabiendo que era algo lejano a su realidad, siempre andaba justa de plata. Le decíamos que soltara la casa para tomarnos un pisco sour, el lunes pasado había dicho que sí, que le vendría bien una noche de chicas”, agrega.

Nancy también le enseñó a manejar a Cristina. Según cuenta le entregó la confianza para no tener miedo al volante.

“Me dijo que era normal tener miedo, pero después cuando tomara confianza me iba a dar una libertad única ¡Esta cuestión es como la vida! Me dijo. Le agradecí un montón y leseando le dije le regalaría una giftcard a fin de mes, para que se fuera a hacer un cariñito a una spa-peluquería que hay cerca de la pega. En verdad se la iba a regalar”, cuenta.

Nancy también abogaba por los derechos de la mujeres en su trabajo. “Este jueves 9 de agosto había ido a una reunión con otras compañeras al tribunal de familia, iba toda empoderada a defender los derechos de las mujeres con las que trabajamos, la pelió harto me contaron“, añade.

Sin embargo, Cristina cuenta con pesar que Nancy no va a regresar a su trabajo el lunes y “no podrá seguir defendiendo ni trabajando con las mujeres que le quitaban el sueño, las pacientes que le sacaban canas verdes pero que quería y sufría igual. Le ponía pasión la Nancy”.

Hoy supimos que murió en la manos de un ex con el que había terminado hace poco, un hueon penca que nunca la valoró como ella lo merecía, que nunca estaba cuando lo necesitaba pero que sentía que la Nancy era de su propiedad y se negaba a que lo dejara. La Nancy ya lo tenía decidido, había cambiado el celular porque este mierda la acosaba. Pero ella igual estaba contenta, se estaba liberando y apoderando de su vida. Estaba feliz. La veíamos feliz”, afirma.

Silva cierra señalando que escribió este testimonio para que todos pudieran conocer a Nancy porque “era una tremenda mujer”.

“No puede pasar su muerte así, como salió en las noticias, un simple homicidio. Ésto es un FEMICIDIO, murió por ser mujer”, concluye.

Revisa el testimonio acá: