Durante el mediodía de este martes, un tramo del viaducto de Polcevera -más conocido como puente Morandi- se ha derrumbado de pronto en la ciudad de Génova, causando un gran accidente.

El colapso del viaducto de la autopista A10 en Génova causó conmoción en Italia, ante lo que podría ser una tragedia de proporciones. Varios equipos de rescate en el lugar advirtieron que hay varias víctimas producto del derrumbe.

A esta hora, el Cuerpo de Bomberos y la Policía buscan heridos entre los vehículos que cayeron al vacío y bajo los escombros. Según el primer balance realizado por un equipo local de ambulancias, se estima que ya hay al menos diez víctimas fatales y cinco heridos graves.

El puente tiene una longitud de 1.182 metros y una altura de 90 metros.  Fue construido en la década de 1960 y restaurado en 2016. El tramo que cayó este martes tiene dos carriles cercanos a los cien metros de longitud.

En las primeras imágenes del derrumbe se aprecia el puente, con varios metros menos, sumido en la niebla por encima de la zona industrial. Durante este martes, el ministro de Transportes, Danilo Tonnineli, calificó el hecho como “una terrible tragedia”.

Por su parte, el ministro del Interior, Matteo Salvini, señaló que “estamos siguiendo esta inmensa tragedia minuto a minuto, agradezco a los bomberos que están salvando vidas”.

Hasta el momento, todos los hospitales de la región italiana han sido movilizados para recibir a los heridos. Debido a las fuertes lluvias se ha complicado la labor de los socorristas, mientras que las autoridades no descartan que el el puente haya colapsado por una falla estructural.