En entrevista con Time Magazine, la ex número 1 del mundo explicó los motivos de la reciente derrota sufrida en el torneo WTA de San José, durante el pasado 31 de julio. La cita quedó en el recuerdo y causó impacto por el resultado, ya que la tenista cedió 6-2 y 6-0 ante la británica Johanna Konta, quien realizaba su primera aparición tras ser finalista en Wimbledon.

A sus 36 años, fue la primera vez que Serena perdía un encuentro, sin ganar más de un juego, luego de más de 928 partidos librados. Cayó ante la británica en apenas 52 minutos y se despidió en primera ronda del torneo. La deportista confesó que ese día “tenía demasiadas cosas en la cabeza”.

Williams reveló que, solo diez minutos antes de salir a la pista, se enteró que el asesino de su hermanastra Yetunde Prince había sido liberado de la cárcel.

“No podía levantar el espíritu. Mi hermana no volverá a estar con nosotros, es injusto que no la podamos abrazar más”, explicó la tenista, quien era muy cercana a su hermana Yetunde, hija de su madre en una relación previa a la de Richard Williams.

Serena conoció la noticia por Instagram. El sujeto, identificado como Robert Edward Maxfield, quedó en libertad bajo fianza tras cumplir 13 de los 15 años de prisión que le dieron por el asesinato de la joven, quien fue víctima de una bala perdida en un tiroteo callejero entre bandas rivales de Los Ángeles. Price era madre de tres niños, de 11, 9 y 5 años. El hecho provocó que toda la familia cambiara de domicilio.

En la entrevista, la tenista comentó que es importante perdonar a la gente, pero precisó que “con él aún no he llegado a este nivel. Quiero perdonar, sé que lo haré”. A la vez, la deportista aseguró que “no he terminado todavía, éste no es el fin de mi historia”.