La alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, aseguró que Michelle Bachelet debe renunciar a su fundación y a los pagos que recibe por su rol de ex presidenta, debido a lo que establece el reglamento de la ONU para sus funcionarios.

Según expuso la ex candidata presidencial, y apunta La Tercera, la ahora comisionada de Derechos Humanos por las Naciones Unidas no podría participar de este cargo y al mismo tiempo tener Horizonte Ciudadano, la entidad que lanzó la semana pasada.

Siempre de acuerdo a lo que señala la máxima autoridad comunal, estas declaraciones la realiza tras haber consultado a abogados constitucionalistas y el reglamento llamado Staff Regulations and Rules of the United Nations.

“No le queda otra salida, según las reglas de las Naciones Unidas, ella tiene que renunciar a todo en Chile”, apuntó Matthei, quien agregó que no descarta que la ofensiva llegue incluso a que Bachelet deba restituir los pagos que el Estado le hizo entre 2010 y 2013 mientras era directora de ONU Mujeres.

Para la alcaldesa, “la regulación es muy tajante en cuanto a los pagos que vengan del gobierno”, ya que estaría todo puesto en dos puntos del reglamento: Honores, Regalos o Remuneraciones, y Conflicto de Interés.

En tanto que desde la fundación Horizonte Ciudadano explicaron que la ex presidenta debió hacerle frente a las mismas críticas cuando estuvo al frente de ONU Mujeres, oportunidad (2013) en la que ella misma indicó que “Naciones Unidas analizó aquello y consideró que a mí debía dárseme el mismo trato de todos los ex presidentes que han sido funcionarios de la ONU”.

Cabe destacar que la ONU permite que sus funcionarios reciban algún tipo de pensión de sus países, pero no un sueldo. Sin embargo, según apunta el mismo medio, los artículos 30 y 62 de nuestra Constitución apunta que ex presidentes reciben “como única renta una dieta equivalente a la remuneración de un ministro de Estado”, pero no la califica como pensión.

Pero incluso Matthei va más lejos, ya que sostiene que hay un conflicto de interés. “El tema es que ella no puede tener ningún vínculo con la fundación. Porque resulta que hay un informe de las Naciones Unidas sobre el Sename. En ese informe se habla de 878 niños muertos, de apremios e incluso de torturas por parte de agentes del Estado en contra de niños”.

Lo anterior, porque la ONU define conflicto de interés cuando “por acción u omisión, los intereses personales de un miembro del personal interfieren con el desempeño de sus deberes y responsabilidades oficiales o con la integridad, independencia e imparcialidad requeridas”.

“Pasa que la fundación de ella va a investigar, entre otras cosas, infancia y derechos humanos. Por lo tanto, ella va a estar viendo en Chile infancia y derechos humanos, mientras tanto como alta comisionada podría tener que pronunciarse sobre esto. Hay un conflicto de interés brutal, aunque no recibiera ni un peso”, detalla la alcaldesa.

Finalmente, durante horas de ayer, la Oficina de Recursos Humanos de la ONU respondió a La Tercera que “cuando asuma ella (Bachelet) tiene que informar a la ONU que recibe esta dieta o como lo llaman ustedes. Al entrar le  harán firmar un disclosure y ella tiene que informar”.

“La ONU no le va a decir que no puede recibir, pero tiene que informar y cuando firme su contrato le explican todo”, zanjaron junto con aclarar que no hay una restricción para que reciba fondos por su rol de ex Presidenta, pero que debe informar de los dineros.