La cantante estadounidense Lana del Rey es la nueva artista que por estos días está en el centro de la polémica debido a que será una de las protagonistas del Meteor Festival, evento que tendrá lugar del 6 al 8 de septiembre en Tel Aviv, la capital de Israel.

La decisión ha sido resentida por las distintas organizaciones que defienden el boicot cultural al país hasta “que se sigan negando los derechos de los palestinos”, que hicieron un llamado explícito a la cantante, sin embargo, y pese a las críticas, este domingo la artista defendió su decisión a través de su cuenta de Twitter.

“Creo que la música es universal y debería unirnos”, escribió, y luego agregó que aceptó tocar en el festival “con la intención de tocar para los niños de allí y mi plan era hacerlo con una energía cariñosa y un énfasis temático en la paz”. “Si no estás de acuerdo, lo entiendo. Veo ambas partes. Pero mi banda y yo llevamos meses tocando alrededor del mundo dentro de los casi 10 años que llevamos juntos”, explicó la cantante.

La intérprete de temas como “Lust For Life” y “Summertime Sadness” afirmó que con su banda no siempre están de acuerdo con la política de los lugares en que tocan, “incluso dentro de nuestro propio país”, y por lo mismo aseguró que “tocar en Tel Aviv no es una declaración política ni un compromiso con la política de allí, de igual manera que cantar en California no significa que esté de acuerdo con las opiniones de mi gobierno actual, o con acciones a veces inhumanas. O que apoye a mi presidente, quien se burla públicamente de la gente discapacitada en los mitines”.

“No estoy comparando la gravedad de ciertas desgracias que han ocurrido en Israel con los problemas actuales a las que nos enfrentamos aquí, lo único que digo es que yo solo soy una cantante, y estoy haciendo lo mejor que puedo para navegar las aguas de las constantes y tumultuosos obstáculos en los países azotados por la guerra que visito cada mes. Mis intenciones son mejores que las de mucha gente que conozco”.

Frente a los dichos, La PACBI (Palestinian Campaign for the Academic and Cultural Boycott of Israel) contestó hace unas horas a la cantante: “Te rogamos que reconsideres. Dudamos que hubieras actuado en la Sudáfrica del apartheid; del mismo modo hay artistas rechazando tocar en Israel. Por favor, respeta nuestro piquete pacífico y cancela tu actuación en el Meteor”.

Con este epidosio, Lana del Rey se sitúa desde la misma vereda de otros artistas como Nick Cave o Radiohead, banda británica que en 2017 fue duramente criticada por tocar en Israel pese a los llamados de manifestantes y activistas, y cuyo vocalista, Thom Yorke, dio una justificación similar, asegurando que tocar en un país no es lo mismo que apoyar a su gobierno.

Por el contrario, artistas como Roger Waters, Lorde, Gorillaz, Lauren Hill y Gilberto Gil han mostrado públicamente su apoyo a la causa palestina. De hecho, en junio de este año, la cantante neozelandesa Lorde canceló un concierto en Tel Aviv. ·He recibido un número enorme de mensajes y cartas y he tenido muchas conversaciones con personas con diversos puntos de vista, y creo que la decisión correcta en este momento es cancelar el concierto”, afirmó en ese entonces.