El Ministerio de Salud contrató a un asesor internacional con un sueldo mensual de $12 millones para reformar la Ley de Isapres.

Se trata de Francesco Paolucci, ciudadano italiano que es director de Políticas de Salud de la Universidad de Murdoch, Australia y Ph.D. de la Universidad Erasmus de Rotterdam.

Según consigna La Tercera, su contratación ya comienza a generar ruido debido al alto precio que deberán pagar por sus servicios que corresponden a $111.223.529 anuales. Su incorporación se selló bajo un trato directo vía resolución exenta. Su sueldo será mayor al del presidente Sebastián Piñera, que ronda los $10 millones.

En el texto que fue firmado el pasado 1 de agosto, establece que el italiano realizará entre el 17 de abril y el 31 de diciembre una “consultoría, asesoría e investigación, para el estudio y formulación de un proyecto de ley que modifique la actual legislación de las Isapres, con énfasis en el término de la discriminación por sexo, edad, preexistencia, que permita resolver los problemas de sus beneficiarios”.

Desde el Ministerio de Salud, explican que el contrato de Paolucci no es por sus servicios personales, sino que por su consultorías e informes lo cual está regido por las disposiciones de la Ley de Compras Ley 19.886 y su reglamento aprobado por el D.S. 250 de 2004 del Ministerio de Hacienda). Por lo tanto no es un contrato de personal y no tiene que estar detallado en el sitio web de Transparencia Activa.

Sin embargo, para el abogado Gabriel Osorio, del Estudio Osorio Vargas, la acción del Ministerio de Salud correspondería a un “contrato simulado”.

Según la visión del jurista, mediante la figura que utilizaron se saltaron los requisitos que establece el Estatuto Administrativo para la contratación de personas. Además, con esto la cartera omitió el cumplimiento de la ley 20.880, sobre probidad en al función pública que indica la obligación de hacer una declaración de patrimonio e intereses para establecer posibles conflictos de interés.