Son los peores días en la carrera de Kevin Spacey, tras las acusaciones en su su contra por acoso sexual. Tras ser desvinculado de la exitosa “House of Cards”, que ya anunció la fecha de estreno de su última temporada, la última película protagonizada por el actor “Billonaire Boys Club” fue todo un fracaso en la taquilla.

Tras ser estrenada en solo diez salas de cine en Estados Unidos, la película protagonizada por Spacey recaudó apenas US$126 en su primer día. Según diversas fuentes de la industria, este sería el “peor estreno” de una cinta realizada por el actor, ya que la suma total de tickets arroja un promedio de menos de dos entradas vendidas por cada sala de cine donde fue presentada. 

Las desastrosas cifras tras la película se le atribuyen a las diversas denuncias que se han conocido contra el actor, las cuales datan desde 1996. Sin embargo, anticipándose a este escenario, Vertical Entertainment publicó un comunicado en donde pide a la audiencia apoyar su trabajo, a pesar de la participación de Spacey.

“Esperamos que estas angustiosas denuncias referentes al comportamiento de una persona– que no eran de conocimiento público durante la grabación del filme hace 2 años y medio- que tiene un rol menor en Billionaire Boys Club, no manchen el estreno de la película”, señalaron.

Del mismo modo, añadieron que “no es ni fácil ni insensible tomar la decisión de estrenar esta película en cine, pero creemos en darle la posibilidad al elenco así también como a los cientos de personas que formaron parte del equipo de producción de ver su trabajo finalizado y que llegue a la audiencia”.