“A todos nos gustaría tener muchas vacaciones, pero tenemos que trabajar y juntar platita”. Esa fue la explicación que dio el ministro de Economía, José Ramón Valente, para cerrarle la puerta a la posible extensión de las celebraciones de las Fiestas Patrias de este año.

Con el 18 de septiembre a la vuelta de la esquina y muchos mirando los 5 días de festejos que se encadenaran desde el sábado 15 hasta el miércoles 19, y ya se soban las manos por esa casi semana de descanso. Sin  embargo, desde el Congreso, específicamente el diputado de Renovación Nacional Jorge Durán quiere incluso que se alarguen más.

Es por eso que anunció que presentará un proyecto para declarar feriado los días jueves 20 y viernes 21 de septiembre, porque según el parlamentario “un gran número de privilegiados convierten estos periodos en una semana adicional de vacaciones. Solo la gente más pobre o con menos recursos es la que está obligada a trabajar, mientras que ejecutivos y jefes, e incluso algunas autoridades, disfrutan de su capacidad de convertir un fin de semana largo en una semana libre”.

Si bien esto fue bien recibido por parte de la ciudadanía, desde La Moneda le cerraron las puertas.

“Yo creo que cinco días de celebraciones son una gran celebración”, indicó el titular de Economía, quien llamó “a celebrar esos cinco días y trabajar el resto del año”.

Ante esto, Durán arremetió en Radio Bío Bío y se defendió de las críticas que le apuntan como populista, al señalar que “si eso es populismo, ¿qué es seriedad? ¿Cuidarle el bolsillo al gran empresariado? Si eso es serio, prefiero ser populista”.