Esta mañana se entregaron los resultados de la Casen 2017 que mostraron una disminución de la pobreza monetaria, un estancamiento de la pobreza multidimensional y un aumento de la desigualdad. Los datos parecen ser demoledores, y desde el gobierno, no dudaron en utilizarlos para criticar al gobierno anterior de Michelle Bachelet y sus reformas.

Sin embargo, a la hora de revisar los gráficos que se utilizaron en el anuncio, varios repararon en las herramientas visuales utilizadas e incluso se le ha acusado de manipulación al gobierno de Sebastián Piñera, por mostrar cifras de una forma más impactante de lo que de verdad son. Por ejemplo, en la distribución por ingreso del trabajo, que fue la que más utilizó el gobierno para criticar el aumento de la desigualdad, el gráfico es así:

Los 3 gráficos de barras son exactamente iguales a pesar de que muestran variaciones porcentuales distintas. En el índice 10/40 la variación es de 2 décimas, y se muestra igual a la del índice 10/10 que hay una variación de casi 6 puntos porcentuales, o el del índice 20/20 que es de menos de 2 puntos. Qué decir del coeficiente de Gini, donde una variación de solo 2 centésimas se representan con una línea diagonal dando parecer un crecimiento delirante de la desigualdad.

Lo que podría parecer solo un simple error se repite en todos los gráficos de los resultados de la Casen. En el gráfico sobre distribución del ingreso monetario, que incluye los subsidios sociales, los gráficos de barra y el gráfico de línea son exactamente los mismos que en el gráfico anterior. Aún cuando las variaciones son de 1 décima para los índices 20/20 y 10/40, y sólo un punto porcentual en el índice 10/10. Además en el gráfico del coeficiente de Gini, la variación es de solo 6 milésimas pero nuevamente parece que hubiese un aumento impresionante. De hecho, la misma encuesta Casen presenta en uno de los pie de página que las variaciones en el Coeficiente Gini no es significativa, aunque los gráficos parecieran decir que sí.

Lo que muestran las cifras que la pobreza y la desigualdad en Chile son una problemática para el gobierno de Piñera, pues más allá de las críticas a las reformas de Michelle Bachelet, el aumento de desigualdad y pobreza multidimensional ha sido constante en los gobiernos de la Concertación, Chile Vamos y la Nueva Mayoría.

 

En Twitter, no pasó desapercibido esto y se generaron una serie de comentarios al respecto: