El pasado martes se llevó a cabo un encuentro entre el ministro de Agricultura, Antonio Walker, y el presidente de la Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche), Eduardo Schwerter, con el objetivo de abordar la polémica reciente de la industria local y las medidas que tomarán para potenciar su competencia en el mercado.

En la cita, el ministro llamó a los productores del sector a asociarse: “Tenemos que romper el individualismo que hay en la agricultura chilena, eso es clave para salir a ganar este partido en equipo. Creo que los productores de leche lo tienen mucho más claro que antes. Hay una inquietud grande por asociarse y empezar a formar cooperativas como lo ha hecho Colún”, señaló.

Dos temas fueron analizados con cuidado en la reunión. Primero, la solicitud de salvaguardia que fue presentada por Fedeleche ante la Comisión Nacional de Distorsiones de Precios a fines del año pasado. Aún esperan un pronunciamiento al respecto.

Schwerter sostuvo que “este mecanismo de defensa comercial está siendo muy necesario, debido al fuerte incremento de importaciones lácteas que sufrimos el año pasado y que se siguen presentando en la actualidad”.

Otro punto en discusión fue sobre la Ley de Etiquetados y sus falencias respecto a la leche: uno de los puntos en cuestión es que la normativa no obliga a los productores a constatar de dónde proviene, por ejemplo, la leche reconstituida.

“A nosotros lo que más nos interesa es que el consumidor esté correctamente informado, desde el punto de vista de cuál es el origen de la leche que está consumiendo”, enfatizó el dirigente gremial, argumentando que “nos interesa que aparezca en el rotulado claramente cuál es el país de ordeña de esta leche, porque así el productor va a poder diferenciar. Aquel que prefiera consumir productos nacionales, claramente en el envase lo va a decir y entendemos que eso evidentemente va a dar un tiraje para el desarrollo de la lechería nacional”.