Durante la tarde de este miércoles, el Senado dio luz verde al reajuste del salario mínimo, de $286 mil en agosto para llegar a $300 mil en marzo de 2019, decisión que fue aprobada por 35 votos a favor, 3 en contra y 2 abstenciones.

Sin embargo, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, sufrió un traspié importante debido a que por 22 votos, se rechazó la fórmula de plurianualidad que contemplaba el proyecto, y que planteaba un nuevo incremento de 2% más inflación pasado marzo de 2020, para luego volver a negociar en 2021.

Por esta razón, la iniciativa regresará a la Cámara de Diputados este jueves, donde será votada en tercer trámite y, en caso de que no sean aprobados los cambios que se introdujeron en el Senado, podría terminar en una comisión mixta.

El senador PS Juan Pablo Letelier explicó que se rechazó la plurianualidad debido a que “es importante revisar realidad económica del país regularmente y no amarrarnos con plazos tan largos”.

Juan Ignacio Latorre, en tanto, señaló que el planteamiento del gobierno es “mezquino” y que “no nos gusta esta propuesta de plurianualidad para este mini salario mínimo que tenemos en Chile”.