Después de un año y cinco meses “Perdona Nuestros Pecados”, la teleserie chilena más larga de las últimas dos décadas, concluyó su paso por la televisión chilena.

La teleserie de Mega, alcanzó un peak de sintonía de 40 puntos y concluyó tras 312 capítulos tras su debut el 2 de marzo de 2017.

El epílogo de la historia anclada en Villa Ruiseñor, estuvo cargada de acción, gran emotividad y el fusilamiento del más potente de los villanos: Armando Quiroga, interpretado por Álvaro Rudolphy.

La producción contempló hitos relevantes de la historia de Chile como el terremoto de 1960, el más grande en la historia de la humanidad, y para el que también se usaron 90 extras, cinco toneladas de escombros, efectos especiales ejecutados por 40 profesionales y expertos, más de 2 mil litros de agua (tsunami), seis jornadas de grabación y tres meses de trabajo ininterrumpido.

“Perdona nuestros pecados” estuvo marcada por la muerte de varios de los personajes centrales de la trama, el desenlace de alto impacto de “Perdona Nuestros Pecados” consiguió que la producción ambientada en los años ’50 y ’60 se instalara como la teleserie nocturna más vista de los últimos nueve años.