Un hombre de 38 años encerró a su esposa y a sus dos hijos en la casa donde vivían para luego prenderle fuego al inmueble con la intención de asesinar a su familia quemándolos dentro.

Sin embargo, justo por el sector de Pompeya Sur, un grupo de efectivos policiales se encontraba patrullando, lo que fue aprovechado por la mujer, quien logró escapar y dar aviso a ellos de lo que estaba pasando. El nombre de todos los involucrados ha permanecido sin revelarse.

Según relató el mayor Patricio Gómez, comisario de la unidad policial, la víctima “solicitaba auxilio porque su cónyuge la había encerrado en el inmueble, el cual luego roció con parafina y procedió a prender fuego con la clara intención de atentar contra su familia”.

El comisario también detalló que el agresor intentó darse a la fuga, pero inmediatamente comenzaron a perseguirlo. No pasaron muchas cuadras cuando la policía pudo ponerle las manos encima y tomarlo detenido.

La casa quedó completamente quemada, pero tanto la mujer como los dos hijos, de 5 y 15 años, están a salvo y sin mayores lesiones.

Durante este viernes, el hombre pasará a control de detención en el Juzgado de Garantía de Quilpué por el delito de parricidio frustrado. En tanto que personal del Laboratorio de Criminalística de Valparaíso realizará las pericias a los restos del lugar y a las vestimenta de los involucrados.

Te recordamos que si eres víctima de violencia, o conoces a alguna víctima y quieres informarte sobre qué hacer, llama al Fono Ayuda y Orientación 800 104 008. La línea anónima atiende todos los días, las 24 horas. Gratuito también desde celulares. Además, acá puedes ver una guía sobre cómo y dónde realizar una denuncia.