A través de un convenio firmado con la Fiscalía Metropolitana Oriente, diversos alcaldes de la capital buscan proteger a las víctimas de violencia intrafamiliar (VIF) con la implementación de un nuevo sistema de rondas periódicas. 

El programa de resguardo será establecido en las comunas de La Florida, La Reina, Las Condes, Macul, Ñuñoa, Peñalolén, Providencia y Vitacura. El objetivo es liberar a personal de Carabineros de labores que tienen relación con los trabajos de resguardo y rondas periódicas para aquellas mujeres que ya cuentan con medidas de protección.

La medida busca aumentar el contingente disponible de Carabineros para otras labores preventivas y será el personal municipal quien asumirá los trabajos de apoyo y de resguardo a las víctimas, aunque no se ha indicado precisamente qué área se hará cargo ni cuál será la capacitación que recibirán al respecto.

El alcalde  de Las Condes, Joaquín Lavín indicó que “como municipios nos vamos a hacer cargo de proteger a las personas que son víctimas de violencia intrafamiliar y que tienen medidas cautelares”.

A su vez, la alcaldesa Carolina Leitao, de Peñalolén, explicó cómo funcionará el botón de pánico que implementarán en dichas comunas: “La mujer que usa este dispositivo lo puede apretar y se activa una llamada telefónica a la central de cámara y si es una emergencia real se avisa a Carabineros para que vaya inmediatamente a socorrer a la víctima”.

Según datos de la Fiscalía Oriente, durante 2017, más de 1.200 víctimas de violencia pidieron este tipo de medidas de protección en las ocho comunas que firmaron el convenio.