El presidente Sebastián Piñera anunció este lunes desde el Hospital Felix Bulnes, su intención de invertir US$10 mil millones para la construcción, renovación y mantención de hospitales de la red pública nacional.

En concreto, el mandatario aseguró que durante su administración se iniciará y concluirá la construcción de 25 nuevos hospitales, se terminarán otros 25, y se continuarán 7, además de dejar al menos 25 en fase de estudio, diseño o licitación. Todo esto, junto con al menos 120 recintos de atención primaria, junto a 40 que seguirán en construcción y otros 40 en licitación. Con esto, afirmó que el aporte a la red de salud sería de 12.400 camas, 4.000 de las cuales no existían en la red nacional hacia marzo de 2018.

Asimismo, el plan del Ejecutivo en materia de salud pasa por modernizar la infraestructura y equipamiento, contener la creciente deuda hospitalaria, bajar precios de los medicamentos, fortalecer la salud primaria y lograr tener más médicos especialistas.

Cabe recordar que el gobierno de Michelle Bachelet presentó un plan 20-20-20, es decir, 20 hospitales terminados, 20 en construcción y 20 licitados, plazo que se esperaba cumplir antes de 2018. En junio de 2017, la entonces presidenta insistió que 21 nuevos hospitales estarían funcionando al final de su mandato en marzo 2018. Según publicó Publimetro, la ex mandataria casi cumplió la meta relativa a la construcción de establecimientos, ya que el hospital número 21 (San Antonio) quedó “en construcción”. Sin embargo, algunos de los proyectos quedaron pendientes como el Gustavo Fricke de Viña del Mar o el Sótero Del Río.