El ex alcalde de Santiago Pablo Zalaquett es vinculado a la investigación que lleva el Ministerio Público por el uso de tragamonedas clandestinos en distintas comunas del país, los que podrían estar siendo utilizados para evadir la fiscalización de la superintendencia.

Actualmente, la Fiscalía Oriente extendió el alcance de su investigación hasta la Asociación Gremial de Operadores, Fabricantes e Importadores de Juegos Electrónicos Recreativos y de Premio Programado (Fiden), organización gremial de la que Zalaquett es asesor, quien no se quiso pronunciar al respecto.

Es por ese rol que, según detalla La Tercera, que entre los lugares allanados, en los que se cuenta la oficina del otrora alcalde, se requirieron registros de computadores, algunos documentos contables y algunos datos de su trabajo con la asociación.

Lo mismo para el ex superintendente de Casinos Francisco Leiva.

La causa, en la que no se descarta involucre a más políticos, también llegó hasta la puerta de las casas del ex candidato a diputado, vinculado a la DC, Nelson Hadad y su hijo, Alberto Hadad. Este último es integrante del directorio de Fiden.

Por su parte, quien sí entregó declaraciones fue el propio Nelson Hadad, quien indicó al mencionado medio que en su caso se trata de “una confusión lamentable”, porque según aclara, “no tengo ninguna relación con Fiden”.

Ya durante la semana pasada se produjo el allanamiento a la misma Fiden y a los domicilios y oficinas de los integrantes del directorio. En el operativo que tuvo lugar en las dependencias de la asociación gremial, la Brigada de Delitos Económicos de la PDI (Bridec) requisó alrededor de 300 máquinas tragamonedas, documentos y computadores.

Todo comenzó en 2014, cuando la Asociación Chilena de Casinos de Juegos interpuso una querella en la que denunciaba delitos vinculados a la defraudación tributaria, lavado de dinero y crimen organizado.