Tras ser acusada por el músico y actor Jimmy Bennett de presunto abuso sexual cuando era menor de edad, la actriz y directora italiana Asia Argento fue despedida como jurado del concurso musical “X Factor” en Italia.

Hace unos días, los responsables del espacio publicaron un comunicado asegurando que “si se confirma lo publicado por The New York Times, esta situación sería totalmente incompatible con los principios éticos y los valores” de la cadena Sky. Para su próxima edición, que comienza el 6 de diciembre, Argento no estará contemplada entre el equipo.

La medida ocurre pocos días después del escándalo en que se ha visto envuelta la actriz, quien es uno de los rostros más visibles del movimiento #MeToo. Según Bennet, los abusos ocurrieron cuando él tenía 17 años y ella 37.

El caso trascendió tras un reportaje publicado por The New York Times, que aseguró que Argento llegó a un acuerdo extrajudicial con el joven actor, tras el pago de 380 mil dólares para frenar las acusaciones en su contra. “En ese momento creía que todavía existía cierto estigma en la sociedad por el hecho de ser un hombre. No pensé que la gente pudiese entender que eso sucedió desde el punto de vista de un adolescente”, señaló el actor al respecto.

Sin embargo, la actriz ha desmentido categóricamente las acusaciones y declaró que está “profundamente conmocionada y herida” por las noticias que circulan en su contra. Ambos se conocieron en una cinta en la que Argento representó a su madre y el encuentro entre ambos habría ocurrido en 2013, en el hotel Marina del Rey en California.

Por su parte, la actriz Rose McGowan, otro de las figuras del movimiento Me Too, llamó a la actriz a “hacer lo correcto” tras la acusación realizada por Bennett.

“Cualquiera puede ser mejor. Espero que tú también puedas. Haz lo correcto. Sé honesta. Sé justa. Deja que la justicia siga su rumbo. Sé la persona que quieres que Harvey (Weinstein) pudiera haber sido”, señaló en referencia al productor de Hollywood, que fue denunciado por ambas actrices.