Una inusual polémica protagonizó el estudiante de Derecho Nicolás González, tras ser denunciado por la propia vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, por supuestas amenazas en su contra. El joven escribió en Twitter que había soñado que era del MIR “y se joteaba” a la ministra para poner una bomba en su casa.

El mensaje, del mismo tono que las otras bromas publicadas por González en la red social, bastó para que el 0S9 desplegara un procedimiento para ubicarlo y advertirle sobre la situación.

“Fue una broma, por ningún motivo fue en serio, no es algo que ni siquiera pueda hacer, poner una bomba en la casa de alguien. Arrepentido estoy, claro, en el sentido de que me pude haber ahorrado un rato enorme con esto, pero la verdad es que no estoy legalmente arrepentido de esto, porque en ningún momento esto constituye un delito de amenazas”, explicó el joven horas después.

Sin embargo, según consigna Radio Bío Bío, González estaba en la mira de Carabineros desde hace tiempo, debido a otros mensajes similares que llamaron al atención de los uniformados. Entre ellos, algunos sobre el presidente Sebastián Piñera. Por sus diversas bromas en Twitter, el estudiante de Derecho ya figuraba en la base de datos de la policía.

Pese a que descartaron que el Mandatario corra un riesgo real, desde Carabineros argumentaron que este tipo de mensajes “puede ser complejo” y confirmaron que decidieron actuar, en el caso de Pérez, ante la cantidad de retweets, me gusta y respuestas que tuvo la publicación.

Durante la mañana de este martes, en su particular estilo, el tuitero en cuestión volvió a ironizar con la polémica. “Mejor ni les cuento qué soñé anoche”, escribió.