Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín deberán tomar clases de ética el segundo semestre de 2019, de acuerdo a lo estipulado por el Centro de Reinserción Social Santiago Oriente, plan que les fue informado durante la jornada del recién pasado martes.

Los condenados por el Caso Penta a cuatro años de libertad vigilada llegaron hasta el Centro de Justicia para que les leyeran el programa  al que deberán someterse.

Según se detalló en la audiencia en el octavo juzgado de garantía por la jueza Ely Rothfeld, el plan contempla un curso presencial sobre ética empresarial para que “adopten política de ‘compliance’ en el desarrollo de su actividad”. Esto es,  la función que tienen las empresas para establecer procedimientos que aseguren el cumplimiento normativo interno y externo.

Este proceso también incorpora trabajos de voluntariado con el objetivo de la “resignificación en su participación de carácter comunitaria”, lo que se buscará a través de “un voluntariado de apoyo de recursos de tiempo, capacidades creativas para personas con algún tipo de vulnerabilidad social por 50 horas”.

“En una primera etapa se busca que logren diferenciar lo criminógeno de lo no criminógeno, modificando así alguna distorción cognitiva que puedan tener relacionado con ‘delitos de cuello blanco'”.

Cabe recordar que Délano y Lavín fueron condenados por delitos tributarios.