“‘Blanquita‘ es una película sobre temas interesantes y en boga como la impunidad, los abusos y los poderes fácticos, que desde el thriller político cruza todos los estratos”. Así define Fernando Guzzoni su nuevo trabajo y que llega al Festival de Cine de Venecia en busca de un socio inversionista y un agente de ventas.

El proyecto del director tras “Jesús” (2016) y “Carne de perro” (2012) fue seleccionado para participar en la quinta edición del Venice Gap-Financing Market de la Mostra y narrará una historia que se inspira en una investigación realizada sobre el caso Spiniak, el que destapó una red de prostitución infantil y de pederastia liderada por Claudio Spiniak, un poderoso empresario chileno.

Si bien Guzzoni se ha caracterizado por un cine duro que retrata temas ásperos, en esta oportunidad, el cineasta señaló que “a diferencia de otras películas que he hecho, ésta tiene una vocación mucho más comercial y, deliberadamente, tiene una estructura más clásica, pero con un contenido bien complejo“, sostiene a Cinemachile.

“Creo que sus elementos locales tienen que ver por el lugar en donde se va a filmar y que apela a ciertos elementos de la idiosincrasia chilena, pero es un tema que se ajustará a cualquier realidad, aquí y afuera”, añade sobre el filme que será recibido en el certamen que comienza este 29 de agosto y se extiende hasta el 8 de septiembre.

El espacio entregado al proyecto nacional por el prestigioso festival de cine italiano que suele tener a lo mejor del panorama cinematográfico internacional, y que está en la misma categoría del Festival de Cannes y la Berlinale, se especializa en apuestas a las que aun les falta un porcentaje de financiamiento.

Es por esto que el propio productor de la cinta, Giancarlo Nasi, explica que “el tipo de profesionales con el que uno se encuentra es diferente porque ya no buscas un coproductor inicial, sino que estás buscado un financista o un agente de ventas, es otro tipo de trato y de socio”.

Otras producciones nacionales que llegan Italia son las del productor Pablo Calisto, quien tiene bajo el brazo el proyecto “Il Cileno”, un largometraje de ficción cuyo guión está siendo escrito y que narra la historia de un chileno que en los años 70 murió producto del estallido de su propia bomba, cuando intentó realizar un atentado en el diario La Stampa, en Turín.

También están las dos películas de la productora Jirafa, representado por Matías de Bourguignon, y dirigidas por Alejandro Fernández Almendras (“Aquí no ha pasado nada”): “Dear Friend” y “The Gray Beyond”.

Además, la misma productora lleva la película en desarrollo de la cineasta Francisca Alegría llamada”La vaca que cantó una canción sobre el futuro”.

Pero la edición número 75 del Festival de Venecia no se alimenta solo de proyectos nacionales, sino que exhibirán interesantes propuestas internacionales, entre las que destacan “The sisters brothers” de Jacques Audiard, “The ballad of buster scruggs” de Ethan y Joel Cohen, “First Man” de Damien Chazelle, “Suspiria” de Luca Guadagnino, “Roma” de Alfonso Cuarón, “The Nightingale” de Jennifer Kent, “Killing” de Shinya Tsukamoto, “A Star is Born” de Bradley Cooper y “22 July” de Paul Greengrass, entre otras.