“Ha sido una decisión difícil. Tengo vocación por la enseñanza. Durante todos estos años, creo haber contribuido a la formación de generaciones de alumnos conforme a los altos estándares exigidos por la Escuela y haber despertado en ellos el cariño por el servicio público”.

Con esas palabras, el ex presidente del Tribunal Constitucional, Carlos Carmona, firmó su salida de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, demanda exigida por meses por el movimiento feminista.

Vale recordar que el episodio de acoso sexual de Carmona hacia su entonces ayudante, Sofía Brito, fue el episodio gatillante de la extensa toma feminista en dicha Facultad, que provocó también la salida del ex decano, Davor Harasic.

En una carta enviada al decano subrogante, publicada hoy por La Tercera, Carmona confirma su salida argumentando que “la Escuela necesita que nada la distraiga de sus tareas, deje atrás estos momentos complejos y retome el desafío de formar profesionales de excelencia que vivan y practiquen los principios del Estado Social de Derecho”.

“No existe ningún impedimento legal para que pueda reincorporarme a las actividades propias de mi condición de profesor titular. No obstante considero que mi forma de contribuir a que la escuela persevere en los que son sus objetivos principales, es renunciar a mi cargo de profesor. Así, la Escuela podrá retomar su normalidad y las nuevas autoridades podrán concentrarse en la conducción superior de la misma”, continúa el abogado.

Te puede interesar: Sofía Brito tras denunciar a Carlos Carmona: “Lo mínimo es que personas que cometen acosos o abusos se vayan de la universidad”