Ana Belén Varela, de 50 años, fue asesinada el pasado domingo por su pareja, al interior de la casa que ambos compartían en A Coruña, España. Su agresor, Julián Gil Pose (56) le disparó tres tiros por la espalda.

Este miércoles, su hija publicó una carta abierta en su Facebook, despidiendo a su madre y exigiendo que el femicidio no quede impune: “Soy la primera en criticar este tipo de textos en las redes después de una pérdida. Pero en verdad siento la necesidad de hablarte, de explicarte, de decirte lo que siento”, comienza la misiva de Gil Varela, de 23 años.

En la publicación, que suma miles de compartidos en la red social, Ivana se dirige a su mamá: “Hoy noto tanta fuerza ma! La que tú me dejaste, la que necesito para empezar esta guerra. Porque a ti te toca descansar pero a mí hacer justicia, como te prometí, y voy a ir a por todas, hasta el fondo”.

“Busco, quiero y exijo la pena máxima, porque no creo que nadie, NADIE, ni siquiera un padre, tenga el derecho de quitarme a lo que más quería en el mundo, a lo que más necesitaba, a mi otra mitad, a mi princesa guerrera, a ti…que lo hacías todo siempre con tanta pasión, con tanta dedicación… En parte me llevo la satisfacción de que aprovechamos el tiempo en la medida de lo posible, porque en ti veía a una madre y a una amiga, a mi confidente”, añadió la joven.

En su relato, Ivana Gil Varela asegura que Ana Belén siempre fue su ejemplo a seguir: “Te vi caerte y levantarte en situaciones en las que otros no podrían. Fuerte eras, eso nadie lo puede negar, que hasta para matarte lo tuvieron que hacer por la espalda. Me imagino que con la firmeza de tus ojos el pulso temblaría demasiado como para empuñar un arma (…) Que ironía, las veces que te gritaba por lo mucho que fumabas, y al final el cáncer lo tenías en la cama y no en los pulmones”.

“Ma, te hablo para decirte que hoy te toca ser ejemplo también para toda España, para todo el mundo, para todas las mujeres. Porque me niego a que todo esto pase en vano. Necesito que no seas una más, sino que seas ELLA, la que conciencie, la que quite vendas, la que motive, la que haga entender que hay que actuar YA, porque lo que hoy es una amenaza sin credibilidad mañana es una noticia tras una pantalla. Tú desde ahí arriba y yo desde aquí abajo tenemos que gritarlo, ¡TOLERANCIA CERO, DESPIERTA, MUÉVETE!”, escribió Gil Varela.

Por último, la hija de la mujer asesinada manifestó su agradecimiento a su madre, agradeciéndole por cuidar a sus hijos y enseñarles sobre el amor incondicional: “Gracias por ser tú mi madre, ya te dije que de haberla escogido no la habría tenido mejor. Aunque ya sé que lo sabes no me quedaría tranquila si no te digo una última vez lo muchísimo que tus hijos te aman, mamá. Toda España está contigo, Belén, hoy y siempre”, cerró.

Lee a continuación la carta completa: