Una mujer acudió a denunciar a su pareja por violencia intrafamiliar y aseguró que el sujeto de 33 años la agredía a ella y a su hija de solo un año y seis meses. Mientras realizaba la acción en la Primera Comisaría de Punta Arenas, recibió una fotografía y un mensaje amenazante por WhatsApp.

Según informó El Pingüino, el sujeto de iniciales L.S.P.P. envió una foto a la mujer en donde aparecía colocándole un cuchillo en el cuello a la lactante, junto a una breve advertencia: “Anda a denunciarme, igual voy a salir a puro pitearte. Atrévete a denunciarme y mato a mis hijos”, le escribió.

La mujer relató a Carabineros lo ocurrido durante el pasado domingo 26 de agosto, cuando el individuo llegó a la casa cerca de las 22 horas y la comenzó a golpear sin razón, mientras sostenía al bebé en brazos. Por ello, el pequeño también recibió las agresiones de su padre. Del mismo mostró mostró a los uniformados la amenaza que recibió en su teléfono, lo que llevó a los oficiales a detenerlo.

El hombre fue formalizado por los delitos de lesiones menos graves y amenazas en contexto de violencia intrafamiliar. En la audiencia se dio a conocer que el sujeto ya contaba con tres condenas previas por los mismos delitos: dos de ellas por violencia intrafamiliar y otra por amenazas contra la misma mujer, por lo que se ordenó la prisión preventiva y se fijó un plazo de 60 días para la investigación.

La afectada señaló que ambos tenían una relación de 5 años y dos hijos en común. La agresión comenzó en su casa, luego de que volvió de comprar, cuando el tipo comenzó a agredirla a ella y su hija.

Aquí corría peligro la hija y la pareja, las fotografías que exhibimos al tribunal eran evidentes que podía atentar en contra de esa menor. Él ya había sido condenado en violencia intrafamiliar respecto en contra de la misma víctima. Él estaba cumpliendo una condena y no se le había impuesto una medida cautelar, estaba siendo monitoreado con tobillera electrónica, además de someterse a un tratamiento”, explicó el fiscal Sebastián González.

Te recordamos que si eres víctima de violencia, o conoces a alguna víctima y quieres informarte sobre qué hacer, llama al Fono Ayuda y Orientación 800 104 008. La línea anónima atiende todos los días, las 24 horas. Gratuito también desde celulares. Además, acá puedes ver una guía sobre cómo y dónde realizar una denuncia.