El abogado Jorge Avilés ha sido elegido por el ejecutivo para encabezar la Superintendencia de Educación Superior, en el marco de la promulgada Ley de Educación Superior, para supervisar el buen funcionamiento del sistema de educación terciaria.

Avilés, quien se desempeñó como jefe de asesores del Ministerio de Educación y antes fue investigador en la Fundación Libertad y Desarrollo, centro de pensamiento de la UDI, fue uno de los abogados que patrocinó el recurso para declarar inconstitucional la gratuidad en 2015. En plena discusión por la gratuidad en la Educación Superior, iniciativa impulsada por el gobierno de Michelle Bachelet, Avilés declaró estar en contra, porque es “injusta” y llama a la confusión.

Sus argumentos escucharon en una entrevista hecha en 2016 por el canal Conciencia de Valores, donde Avilés expresó: “Esta promesa de gratuidad es tratada por este gobierno como un fin en sí mismo y no como un medio. Y eso yo encuentro que es muy grave porque no solamente confunde a las personas… es un engaño”.

En aquella oportunidad, el abogado opinó que “la verdadera promesa debiese ser es que una persona no puede quedar fuera de la educación superior por plata”. En su opinión, “la gratuidad es un instrumento más para lograr eso, como lo puede ser la beca, el crédito, qué se yo. ¿Qué es lo que pasa con la gratuidad universal? Es injusta porque al final los que van a la educación superior son los más ricos”, criticó.

A continuación presentó una serie de datos: “Si tú ves al 20% de los más ricos, tú ves que 6 de cada 10 van a la educación superior, en cambio el 20% de los más desaventajados, solamente 2 o 3 cada 10 van a la educación superior. Con esta política tú estás dejando de hacer otro tipo de gastos que puede ir dirigido a la gente que más lo necesita por privilegiar a lo mejor a otras personas que sí tienen más posibilidades de costear la educación superior”.

Tras su análisis, concluyó: “Acá veo confusión. La gente piensa que la gratuidad es un derecho social, un fin en sí mismo. Yo quiero ser tajante en eso: que la gratuidad es un medio”, dijo. “El acceso a la educación gratis y de calidad no es un derecho”, lo interpela el periodista. “Por supuesto que sí, pero si miras las verdaderas causas del por qué la gran mayoría hoy asiste a la educación superior no son los aranceles de las universidades”, respondió Avilés. Y continuó: “La gran mayoría de la gente que hoy no está estudiando lo hace por el costo alternativo de tener que trabajar, por la maternidad o por otro tipo de temas”.

Mira el video aquí: