Todo iba viento en popa. Tenía la investigación para contar la historia, el elenco, el equipo tras cámaras y hasta un trailer. Pero algo falló en la cadena que debía terminar con el estreno de “Divine”, la primera película con participación de Francisco Saavedra.

La ficción era un proyecto en el que el popular conductor de “Lugares que hablan”  iba a contar la historia de 5 vidas que se cruzaron en la discotheque Divine la noche del 4 de septiembre de 1993. Lugar que se prendió en llamas y acabó con la vida de 16 personas y dejó lesionadas a otras 29 en Valparaíso.

El recinto del 2683 de calle Chacabuco, que no era otra cosa que una casona del puerto, era un destino fijo para la comunidad LGBTI+, por eso en su momento no tuvo la cobertura que el caso ameritaba, quedando rápidamente en el olvido. El próximo martes se cumplirán 25 años de la tragedia.

“Esta película es un proyecto pendiente para mí”, comentó Saavedra a La Tercera sobre el proyecto que debía estrenarse en 2008 y contaba con Héctor Morales, Nicolás Saavedra, Diego Casanueva, Mónica Carrasco y Erto Pantoja.

Una película necesaria

Pese al tiempo que ha pasado, el animador cree que sigue siendo “súper necesaria, tremendamente necesaria, porque plantea lo hipócrita que es nuestra sociedad”. Incluso compartió que hace poco leyó nuevamente el guión “y es impresionante lo actual, porque este es un hecho que quedó impune. Pregúntale a alguien sobre la Divine y dirá: ‘Ah, sí, verdad, ahí donde murieron maricones'”.

“Si en ese año el incendio hubiera ocurrido en una discotheque hetero de Reñaca, con puros perritos zorrones, créeme que habrían estado todos los ministros de cabeza investigando. Pero aquí había muchas cosas que nadie se atrevía a destapar”, reflexionó a más de dos décadas de las muertes.

Para Saavedra “esto tiene que ver con las historias de injusticia, con la falta de criterio, con la poca investigación, con las familias que quisieron tapar una verdad, con los cuerpos que no tuvieron cristiana sepultura o que no fueron reconocidos de inmediato por vergüenza social”.

El adelanto y los fondos frustrados

Pese a ser una persona pública y que goza del interés del público, puede que muchos no sepan o recuerden que el conductor había trabajado en Panoramix con Cristián Castro Fernández, con quien formaron una productora y a quien le contó la historia que lo impactó de la disco. Los roles habían quedado claros. Él sería productor, Castro el director y Julio Rojas -guionista de Matías Bíze para “La Memoria del Agua” y “La Vida de los Peces”, escribiría el guión.

El primer y único adelanto lo filmaron gracias a que el equipo que trabaja en él se ganó un fondo Corfo, que equivalía a cinco millones de pesos. Pero prácticamente fue la única noticia positiva que tuvieron respecto a dineros. Postularon en el 2005 y 2006 al Fondart pero nunca ganaron. Ni siquiera les dieron una explicación.

“Yo sé que esto pisó muchos callos, que le dolió a mucha gente”, comentó Pancho Saavedra, quien cree que hubo autoridades de la época que no les cayó nada de bien que se volviera a hablar de este episodio: “Hubo gente que no quiso que se hiciera la película porque en el fondo estás revelando una realidad país. Una realidad de un país intolerante”.

Y si es posible que aun  la película vea la luz, el conductor no cierra la puerta. Incluso esta dispuesto a dar un paso al costado con tal que de que se pueda terminar: “Este es un tema que está ahí. La necesidad de justicia nunca va a pasar de moda”.