El pasado 25 de agosto se cumplieron 7 años desde el asesinato del estudiante Manuel Gutiérrez, quien caminaba junto a su hermano en silla de ruedas por la pasarela de El Valle con Américo Vespucio cuando una bala de Carabineros lo alcanzó. Habían ido a observar las protestas que se enmarcaban en la jornada de paro nacional convocada por la CUT.

El estudiante de 16 años murió pocas horas después, mientras Carabineros y el gobierno intentaban negar la participación de la policía. Sin embargo, la verdad trascendió y el sargento Miguel Millacura, quien disparó su uzi contra Manuel, fue dado de baja pero sigue en libertad. Para la familia, el crimen del niño de la casa está impune.

Desde entonces, los Gutiérrez Reinoso han luchado contra la justicia militar y han potenciado sus redes en defensa de las víctimas de violencia policial. En febrero de este año, falleció de cáncer Gerson Gutiérrez, hermano de Manuel y Jacky, quien había liderado los actos en búsqueda de justicia. Gerson estuvo presente cuando su hermano fue alcanzado por el disparo de la policía y no alcanzó a presenciar la justicia para el crimen.

En el aniversario de su muerte, familia y cercanos realizaron un acto de conmemoración frente a la Casa Central de la Universidad de Chile. En la instancia, Jacqueline Gutiérrez realizó un potente discurso en representación de la familia.

“Nosotros, desde el día en que murió Manuel, decidimos luchar. Luchar para que no existan más Manueles, más Lucianos, para que podamos salir a la calle tranquilos y ver que nuestros hijos, hermanos, compañeros, parejas, no van a recibir lo que hemos recibido”, señaló la joven, quien recordó que tiene un hijo de 9 años: “Déjenme decirles que vivo con el miedo de que mi hijo por ser poblador muera, igual como murió mi hermano. Si sienten el mismo miedo que nosotros, es porque son conscientes de lo que hemos vivido”.

Gutiérrez agregó que “queremos levantar este día como el Día de la Víctimas de Violencia Policial porque no queremos más víctimas, no queremos seguir muriendo, no queremos que sigan matando a nuestro pueblo. No queremos que en el Wallmapu sigan hiriendo a los niños por ser mapuche”.

A la vez, la hermana de Manuel Gutiérrez señaló que “yo sé lo que es ver lo que tu hermano es asesinado y no tener justicia. Y ver morir a mi otro hermano sin obtener justicia. En mi familia hay dos víctimas de violencia policial: A Gerson eso lo fue matando por dentro, lo enfermó”.

Por último, Jacqueline aseguró que espera que nadie tenga que pasar por “seguir viviendo cuando sabes que a tu hermano lo mataron como a un perro y nadie dijo nada. Para esta sociedad, para el presidente, las autoridades, Manuel no valía nada, pero para nosotros lo valía todo”, cerró.

Escucha su discurso completo a continuación: