La relación entre la Democracia Cristiana y La Moneda no pasa por un buen momento. Desde el nombramiento Luis Castillo a cargo de la Subsecretaría de Redes Asistenciales, la Falange ha criticado en duros términos al gobierno de Sebastián Piñera, debido al rol que tuvo éste en el ocultamiento de la autopsia de Eduardo Frei Montalva.

Una de las que ha liderado esta ofensiva contra el Ejecutivo ha sido la vicepresidenta de la DC, Carmen Frei, quien ha luchado por esclarecer las responsabilidades en la muerte de su padre. Es por esto que ha causado tanto resquemor la cercanía que ha establecido su hermano, el ex mandatario, Eduardo Frei Ruiz-Tagle con el gobierno.

Todo comenzó cuando el ex presidente fue nombrado por Piñera como embajador del Asia Pacífico. Sin embargo, ahora se suma un nuevo episodio que causó molestia dentro del Partido: la reunión que sostuvo la esposa de Frei, Marta Larraechea con la primera dama, Cecilia Morel.

Según declaró a La Tercera, Carmen Frei sostuvo que “las respuestas de lo que hace cada persona se las tienen que preguntar a ellos mismos, así que yo hablo por mí y obviamente hay situaciones que no me gustan”.

Desde el partido, hay quienes exigen que Frei siga la línea de la colectividad para no seguir ahondando en el conflicto.

“El Presidente mientras mantenga la confianza de Frei Ruiz-Tagle va a respaldar a Castillo. Eso es obvio, es de sentido común”, sostuvo el diputado DC, Raúl Soto.